Villa María | pandemia | comerciantes | sector

Se agrava en el macrocentro el cierre de comercios: ya son más de 70 los locales vacíos

El relevamiento alcanza el tramo comprendido por calles San Juan, Chile/Carlos Pellegrini, Mendoza e Yrigoyen/Alem, además de dos arterias de bulevar España. Gran preocupación

El comercio, sin lugar a dudas, es uno de los sectores más afectados por la pandemia. Y en una ciudad como Villa María, con un perfil netamente comercial, el impacto se advierte mucho más. Se estima que uno de cada cuatro trabajadores se desempeña en el sector, lo que refleja el fuerte perfil de la ciudad, que hoy exhibe una realidad muy compleja.

A la sucesiva caída en las ventas se le suma el cierre de locales comerciales. De hecho, sólo en el centro se registran más de 70 espacios vacíos. Si bien la “baja de persianas” se inició previo a la pandemia, desde mediados del año pasado la situación se agravó considerablemente.

“Relevamos las principales arterias del centro y en el cuadrado comprendido por calles San Juan, Chile/Carlos Pellegrini, Mendoza y Alem/Yrigoyen, como así también dos cuadras de bulevar España, hay 71 locales vacíos”, indicó Ignacio Tovo, gerente de Aerca. El informe es de la presente semana, aunque con el agravante de que ya se conoce el cierre de dos locales más, una tienda de calle Buenos Aires y 25 de Mayo, y la restante en Corrientes y 25 de Mayo también.

“El panorama es tétrico”, graficó, y mencionó que en una de las reuniones mantenidas días atrás con referentes del sector y autoridades municipales, se mencionó que “no se vio una profundidad de crisis tan marcada como la actual, ni siquiera en 2001”.

Crisis económica

Sobre el cierre de comercios, mencionó que la mayoría se produjo “desde que se inició la pandemia”. Los comerciantes “no pueden mantener –los locales- abiertos por diferentes aspectos”, sostuvo; y detalló entre los principales inconvenientes “la limitación de la actividad, pero también existe una tremenda crisis económica que fue profundizada por la pandemia. Hay 36 meses de caída en el consumo”.

En la actualidad, parte del sector recibe asistencia a través del Repro -impulsado por Nación para asistir a empresarios en el pago de salarios-, que de igual manera no llega a la totalidad por las exigencias del programa. Tovo se basó en estadísticas del Centro Comercial de Villa Nueva ya que las locales aún no fueron culminadas para graficar que apenas el 18% de los comerciantes de la vecina ciudad “recibieron al menos una ayuda del Estado”, insistiendo en que el aporte “termina siendo insignificante”.

Dijo además que es permanente el reclamo de los comerciantes, y que se intensificó en los últimos días principalmente desde los considerados no esenciales. “Estamos transitando restricciones y todas las centrales comerciales nos encontramos desbordadas de pedidos y reclamos pero lamentablemente no están en nuestras manos las respuestas”, sostuvo.

Justamente la necesidad de los comerciantes es lograr algún tipo de aporte que permita al menos evitar el cierre de locales. “Estamos a la espera de que aparezca algo concreto, universal y de impacto real, pero fundamentalmente de fácil accesibilidad porque si no no llega”, insistió.

Y puso como ejemplo que “si para solicitar un crédito de 50 mil pesos te piden no tener deudas en el estado municipal o previsional, es lo mismo decir que no te lo otorgarán porque en realidad estamos pidiendo la plata para cancelar esa deuda”.

Consultado sobre el impacto que genera en las fuentes laborales y la posibilidad de despidos, aclaró que “no se puede tomar esa decisión” por las normativas vigentes durante la pandemia, e insistió en que la mayoría de los comerciantes “no quiere tomarlas. Hoy se buscan alternativas, mucha gente se descapitaliza de propiedades para poder hacer frente al negocio. El problema es cuando se corte eso, y no se tenga con qué responder”.

SegúnCAME, más de 90 mil comercios cerraron en el país

En uno de los últimos informes de la ConfederaciónArgentina de la Mediana Empresa se advierte que más de 90 mil comercios cerraron sus puertas desde el inicio de la pandemia, a lo que se le suman unas 41 mil pymes.

De esta manera, “quedaron afectados 185.300 trabajadores. Los rubros con más cierres fueron indumentaria, calzados y decoración y textiles para el hogar”, indica el informe. Cifras por de más alarmantes.