Policiales | pareja | violencia de género | noche

Sin rastros de Ivana, detienen al novio por falso testimonio y desobediencia

Es la mujer de La Falda que desapareció el jueves pasado y que ya había denunciado a su pareja por violencia de género. Javier Galván (37), vicecomodoro de la Fuerza Aérea, habría violado también una orden de restricción.

La investigación por la desaparición de Ivana Mariela Modica (47), de La Falda, dio un giro rotundo en las últimas horas con la detención de Javier Carlos Galván, su novio. Lo acusan de falso testimonio agravado por aportar información incorrecta para intentar entorpecer el avance de la causa. También fue imputado de desobediencia a la autoridad por violar una orden de restricción en el marco de una denuncia por violencia de género que había formulado su pareja.

Hasta anoche, el hombre estaba alojado en una comisaría de la localidad serrana, según lo dispuso la fiscal de instrucción de Villa Carlos Paz Jorgelina Gómez, quien está a cargo de la Fiscalía de Cosquín.

Modica se encuentra desaparecida desde la noche del jueves, oportunidad en la que mantuvo por última vez contacto telefónico con su hija, y es intensamente buscada. No obstante, ahora el eje de la pesquisa es otro, y hay fuertes sospechas sobre la participación de su marido.

El caso tomó estado público el viernes pasado, cuando el propio Galván hizo una denuncia por averiguación de paradero, y activó así un gran operativo de búsqueda que se orientó hacia uno de los cerros de la localidad, de acuerdo a la información que él mismo dio.

Desde el viernes por la noche se montó una pesquisa exhaustiva en La Falda, de la cual participan la Policía Provincial, Bomberos de de Villa Giardino, La Falda y Valle Hermoso, y Defensa Civil con apoyo del helicóptero policial, drones y perros.

El vicecomodoro de la Fuerza Aérea declaró que no sabía nada de su pareja desde aquella mañana. Dijo que la había visto dormida en la cama antes de salir hacia su trabajo, y también aportó el dato de que le había manifestado su deseo de subir al cerro La Banderita, como habitualmente hacía.

Giro en la investigación

En un primer momento, toda la búsqueda se orientó al cerro que había señalado el hombre, pero ayer hubo un giro en la investigación: la cámara de seguridad de un comercio filmó al auto del novio de Ivana en un horario en el que el hombre declaró ante la policía que estaba en otro sitio.

Además, se conoció que la mujer le había hecho varias denuncias por violencia de género.

Por su parte, Noelia, hermana de Ivana Modica, señaló que la relación de la pareja era “muy inestable".

“Había antecedentes de violencia de género y una denuncia radicada entre septiembre y octubre del año pasado”, señaló, en declaraciones a Cadena 3.

Por estas razones, desde ayer, la búsqueda se redireccionó a una zona cercana a la casa donde vive la pareja, en otro sector de La Falda y cerca del Complejo de Las 7 Cascadas.

Esto se suma a varias contradicciones que se fueron descubriendo en la declaración de Galván y testimonios recolectados por la Justicia que desmienten su historia de la noche del jueves.

Estas nuevas pistas cambiaron el foco en la búsqueda y ahora todo apunta a un caso vinculado a violencia de género.

La pareja estaba junta desde hace varios años, y en diciembre del año pasado comenzaron a convivir y se mudaron a la localidad de La Falda.

Ivana Mariela Modica fue vista por última vez entre el jueves 11 a la noche y el viernes 12 a la mañana y, desde entonces, no se sabe nada. Mide 1,72 , tiene tez blanca, cabello largo, rubio y lacio, ojos de color marrón, y pesa entre 60 y 65 kilogramos aproximadamente. Lleva un tatuaje de dos alas en la zona baja de la espalda, no usa piercing y no tiene cicatrices.

Al momento de la desaparición, la mujer presumiblemente vestía zapatillas especiales de senderismo marca Salomon de color negro, y una mochila de color anaranjado con tiras negras marca Montagne.