Villa María | paro | CGT | Uepc

El paro impactó en transporte y bancos y el centro tuvo actividad casi normal

Desde la Uepc consideraron que adhirió entre el 35% y 40% de los docentes. Para García, del Cec, “la pelea se gana con la gente en la calle”. La Fábrica Militar de Pólvoras paró por completo y hubo guardias mínimas en el Hospital

El paro impulsado por la CGT a nivel nacional, y que contó con un importante respaldo de la mayoría de los gremios, tuvo un fuerte impacto en la ciudad principalmente en materia de transporte, ya que no circularon colectivos desde el primer minuto del lunes hasta el último de la jornada de ayer. Un panorama desolador se advirtió en el centro de transferencias y la estación terminal de ómnibus.

A la postal la completaron los bancarios, con un acatamiento total que obligó a las entidades a cerrar las puertas de atención al público. Y los docentes, en menor medida, también se plegaron al reclamo, que tuvo una notoria presencia de trabajadores estatales (Ate paralizó la Fábrica Militar). 

En contraposición, el centro tuvo actividad casi normal, siendo pocos los trabajadores mercantiles que acompañaron la manifestación. Cabe consignar que el sector aporta 1 de cada 4 empleos en la ciudad. Mario García, del CEC, reconoció que trabajaron en pos “de hacerles entender a nuestros compañeros que tenían temor de que les descuenten el día, que no tendrían por que hacerlo, que esta pelea se gana con la gente en la calle. Sino salimos a poner la cara, esta política va a generar una crisis absoluta en el seno familiar, y más que todo en los mercantiles”.

Insistió además que la expresión del gremio “es contraria a la de Acovim y Aerca, que están de acuerdo con la cuestión de fondo pero no con la metodología. Si los empleados, los trabajadores, tenemos problemas indudablemente ellos también los van a tener, por lo que si dicen que están con la cuestión de fondo no se por qué no se solidarizan”.

Y explicó que al caerse el poder adquisitivo de la gente “van a sentir las consecuencias”. “Existe una disconformidad en la sociedad con las políticas de ajuste que está haciendo el Gobierno Nacional. Cada vez habrá mayor conflictividad social”.

En materia de transporte, la adhesión total de Aoita y UTA paralizó el transporte urbano e interurbano. 

“Recorrimos la ciudad desde temprano y vemos que hay algunos comercios abiertos. Lamentamos que ayer -por el domingo- hubo mensajes de empresarios que vemos que no tienen la sensibilidad de la mayoría del pueblo. Repudiamos lo de Aerca en todos sus términos; los que se quedaron sin su fuente de trabajo, ¿Cómo comen?. Acá no es cuestión de tiempo, sino de rumbo”, precisó Garmendia, titular de la CGT y de Aoita.

Indicó que sólo los rodados que iniciaron su recorrido antes de la hora 0 concluyeron el trayecto. 

En tanto, Sebastián Ludueña, de Camioneros, precisó que algunas empresas decidieron trabajar, aunque “hablamos con los encargados y les explicamos que era un paro nacional. Lo que es agua, gaseosa, caudales y correo hubo una adhesión del 100%. Lo que es el transporte de larga distancia está trabajando porque no hubo cortes de ruta, pero calculamos que la medida llegó al 70%. Incluso lo que es expreso y mudanza también se plegaron”.

El gremio que nuclea a los recolectores de residuos también adhirió, por lo que desde conocida la decisión el Municipio insistió en advertir a los vecinos que no saquen los residuos a la calle. 

Estatales, bancarios y docentes

Gustavo Vilches, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), reconoció que hubo una adhesión total en la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos, el bastión que tiene el sindicato en la ciudad.

“Nosotros tuvimos un acatamiento total por decisión de la asamblea. En la Fábrica fue total el paro, y en otras entidades en menor medida por el temor a los descuentos y de algunos compañeros contratados”, explicó.

Y aclaró que “igualmente las guardias mínimas se respetan” en el ámbito de la salud.

Pablo Bertoglio, de La Bancaria, admitió que el paro fue total “en la ciudad y la seccional jurisdiccional, que alcanza a 26 localidades. La medida fue total y no tuvimos problemas con las entidades”.

En tanto, con relación a los docentes, la Provincia informó que “el porcentaje de inactividad en las escuelas, todas las modalidades y niveles, es de 67% en capital y 33% en el interior. No es posible discriminar, por el momento, la adhesión al paro de la no asistencia por falta de transporte”.

El dirigente Carlos Andrada, de UEPC, consideró que “la ausencia ha sido grande. El transporte influyó porque en muchas de las escuelas no había ni chicos. Entendemos que en la ciudad la medida llegó al 35% o 40% de los docentes, que es una cifra mucho más alta que en los reclamos anteriores. Entendemos que el hecho de que parara la mayoría de los sindicatos, entusiasmó a los docentes. Eso quedó reflejado en la movilización”.

A nivel superior, el paro también tuvo un acatamiento total en la Universidad Nacional.



Daniel Brusa.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora