Regionales | Parque | jóvenes | situación

Juntada de 200 jóvenes en Cabrera: Carasso pidió a los padres que controlen a sus hijos

En la madrugada de ayer, en el parque Centenario, detectaron una gran concurrencia de personas, de entre 16 y 30 años. La Policía debió intervenir y pedir refuerzos a la zona. Malestar del intendente municipal.

Una madrugada de sábado descontrolada se vivió en el parque Centenario de la ciudad de Geneneral Cabrera, donde alrededor de 200 jóvenes de entre 16 y 30 años participaban de una gran juntada generando ruidos molestos y desórdenes en la vía pública.

Molesto por esta situación y por la reiteración de estas juntadas en distintos lugares de la ciudad, el intendente Marcos Carasso reclamó a las familias colaborar para controlar esta situación.

Según se informó, durante la madrugada de ayer la Policía debió actuar en el parque. Al llegar el móvil policial, para pedirles a los presentes que se retiraran, algunos de ellos le tiraron piedrazos y botellazos. Los policías pidieron refuerzos a las comisarías de la zona para poder controlar la situación. Finalmente, hubo 3 detenidos y dos vehículos secuestrados.

Debido a los hechos ocurridos en el parque, Marcos Carasso brindó una conferencia de prensa en la que expuso lo ocurrido y lamentó el hecho de tener que dar noticias de este tipo y no aquellas que refieran a acontecimientos positivos de la ciudad.

“Anoche hemos vivido una noche muy complicada y muy preocupante, porque me han llegado videos, recibí muchos llamados de vecinos, de distintos lugares de la ciudad, pero fundamentalmente, focalizados en lo que fue el parque Centenario”, comenzó exponiendo el mandatario.

Explicó que antes de esa conferencia había mantenido una reunión con el subcomisario Luciano Audero y con el oficial Matías Becerra. “Me han contado que ha sido una noche complicada, muy movida, y terminando a las 6 de la mañana. Un grupo importantísimo de jóvenes, no tan jóvenes, en el parque Centenario, en el que cuando llega el móvil policial le tiraban botellazos, piedras, tuvieron que pedir refuerzos a comisarías vecinas porque no daban abasto, por la cantidad que había, y nos llena de preocupación”.

Actas y detenciones

Tras dicha intervención se labraron 17 actas, seis procedimientos y hubo personas detenidas.

El intendente Carasso manifestó estar preocupado puesto que dijo recién comienza noviembre, con las nuevas disposiciones que en torno a la emergencia sanitaria se aplican en todo el país y ocurren hechos de estas dimensiones.

Sostuvo que en la gran juntada que se detectó en el parque Centenario participaban desde menores de edad hasta personas de 30 años: “Quiero aclarar, todas las clases sociales incluidas. Vamos a tratar de tomar algún tipo de acción, con los parque públicos fundamentalmente" .

El mandatario cabrerense resaltó que como gobierno quieren evitar que se repitan este tipo de juntadas en los parques públicos.

Al tiempo que apeló a la responsabilidad de las familias para que controlen a los chicos. E indicó que, más allá de la pandemia, la situación desbordó de tal manera que los vecinos se quejaron por los ruidos molestos, gritos y la música.

Pocos policías

Defendió Carasso el accionar de la Policía, de la cual dijo hace lo que puede y llega a todo cuanto lugar se lo convoca por estas juntadas.

Pero aclaró: “No pueden ir a 10 viviendas, en conjunto. No tenemos 10 móviles para salir a hacer el patrullaje a la noche. Tenemos 1 o 2 en el mejor de los casos y cómo hacen para actuar cuando hay 150 jóvenes a los gritos, tirando piedras, botellazos”. Y sentenció: “Esto pasa por la familia. Les digo a los medios y le digo a la familia, si no nos ayudan, conteniendo a los jóvenes, mínimamente, para que tengan una recreación lógica y los dejan liberados a que sea tierra de nadie, yo lo quiero advertir para que después cuando pasan cosas no digan otra cosa. Acá estamos al límite”, advirtió.

“Por el momento que nos toca vivir, la complejidad de una pandemia, esto es un despropósito. Imposible contener estas situaciones”, reiteró.

“Parecían una hinchada”

Visiblemente enojado, Carasso insistió en su mensaje dirigido a las familias. “Si no nos ayudan conteniendo, hablando con los hijos para que más o menos hagan cosas lógicas, va a ser muy difícil. Y nos espera un verano realmente muy complicado”.

En referencia a la gran juntada que fue desarticulada por la Policía, el mandatario declaró que el sólo observar los videos que circularon se ve la dimensión de lo ocurrido. “Si ustedes ven los videos es como una hinchada. Imagínense una hinchada y cuando llega el móvil, tirándole piedras, y los policías tuvieron que llamar a otros policías”, se lamentó.

Carasso puntualizó que, a pesar de haberse flexibilizado actividades, y de que han bajado los casos de Covid-19, es imprescindible seguir respetando medidas.

“No podemos hacer la vida normal. Esta es una nueva normalidad con algunas restricciones, con lógica, pero no está todo superado el problema porque escuchamos que viene la vacuna. Estamos lejos de eso. Si nos descontrolamos y hacemos cada uno lo que quiera, la vamos a pagar caro”, alertó.

“Espero que tomemos conciencia porque si no lo hacemos no va a haber fuerza policial que alcance, ni método preventivo que alcance, y después las consecuencias se pagan y son dolorosas”, concluyó el intendente.