Villa María | partido | cambio | UCR

De Loredo aseguró que ganarán las internas provinciales dentro de la UCR a pesar de la dificultad

En su paso por la ciudad, dialogó con dirigentes del partido y acentuó que su lista aboga "por unidades que se sostengan y no de cartón". Enfrentan en las urnas a la fórmula Mestre-Negri, acompañada por los alfonsinistas

Comenzaron las negociaciones ante las internas de la Unión Cívica Radical previstas para el 14 de marzo. Las fórmulas son dos: por un lado, el espacio SUMAR, con Rodrigo De Loredo a la cabeza junto con Verónica Gazzoni y, por el otro, la alianza denominada Convergencia Córdoba Radical, compuesta por Ramón Mestre y Mario Negri con el apoyo del alfonsinismo.

En este contexto, De Loredo visitó la ciudad para dialogar con dirigentes del partido pertenecientes a todo el departamento y confirmó: “Vamos a ganar esa elección, es muy difícil, pero la vamos a ganar”.

Asimismo, aseguró que la nueva camada de dirigentes que componen SUMAR tiene como fin darle “una oxigenación” al partido. También, que abogan “por unidades que se sostengan y no de cartón”. “El verdadero dilema es estar unidos en el cambio y no en la continuidad”, enfatizó.

En consecuente, apuntó que sus propuestas son la renovación y el cambio porque consideran que es lo necesario para la política pero también para la UCR en la provincia.

Sobre la disputa con Mestre y Negri, señaló: “Celebramos los acuerdos. Porque el año pasado se distanciaron, no sabemos porque, pero nos llevaron a las peores elecciones del partido”.

No obstante, afirmó que hay una frustración desde el espacio debido a que el consenso existe “porque se quiere meter una lista a la vuelta de la esquina”. En este sentido, sobre su distancia con Mestre tras la fórmula para la intendencia, ratificó: “Fui candidato de la UCR, siempre estuve en el mismo lugar”, y continuó: “Los que tienen que explicar por qué se pelearon y por qué se juntan son ellos. Lo digo con mucho respeto”.

Sobre las urnas en marzo, precisó: “No va a ser fácil enfrentarse, porque los partidos también han corrido las suerte de los sindicatos. Se han burocratizado de más, corporativizado, han dejado de dialogar con la ciudadanía y no se han oxigenado”.

Cambio

Respecto a la renovación en la UCR provincial, manifestó que los nombres “se repiten hace por lo menos 20 años”, por lo que transitar por un cambio de autoridades es sano para “empezar a construir una alternativa de gobierno para Córdoba”.

Sobre la realidad sanitaria y el proceso electoral que afrontan desde el partido, sostuvo: “Justamente en este contexto de pandemia, caos económico y social, en vez de amilanarnos nos hace dar cuenta de la labor que tenemos respecto a que el radicalismo se ponga de pie”.

Por otro lado, explicó que SUMAR posee una gran cantidad de dirigentes con trayectoria y reconocimiento, pero que “el sistema actual del partido no le da una vidriera”. En este sentido, De Loredo reafirmó que los integrantes del espacio “tienen mucho para mostrar y dar”.

En consecuencia, agregó: “Hay una cantidad de dirigentes que entiende que la política está para estudiar los problemas y resolverlos”, y procedió: “Hay que recuperar al radicalismo y sacarle ese perfil tan parlamentario, devolverle la impronta de gobierno y empezar a trabajar para recuperar la provincia para el 2023”.

Desafíos

Días atrás, desde el espacio SUMAR presentaron las usinas programáticas para el partido. Al respecto, detalló: “Fue el episodio más importante, porque eso representa lo que nosotros queremos de lo que viene, un partido que tenga cuadros técnicos permanentes, que dialogue con los empresarios, colegios profesionales, con los sindicatos, con la sociedad civil”.

Asimismo, declaró que la intención es que exista una alternativa en Córdoba, en la que se planteen los problemas y buscarles sus respectivas soluciones, con el fin “de hacer política en serio”.

En torno al desafío de fondo propuesto, garantizó que quieren llevar a la provincia “a un lugar mejor” y que los votantes puedan notarlo.

Villa María y la región

Sobre el diálogo con dirigentes de Villa María y del departamento, describió: “Vemos el apoyo muy bien” y siguió: “Venimos con una idea de no bajar diferencias a las ciudades. Nos parece muy sano que cada una encuentre un consenso y que no haya interna en el departamento”.

Para finalizar, subrayó que los cambios son a nivel provincial y que las diferentes localidades son conscientes de ello.

“Hay muchos dirigentes que sanamente quieren la unidad, pero que entienden que a nivel provincial el radicalismo tiene que mostrarle a una ciudadanía un cambio”, dijo.