Provinciales | partido | Boca | La Bombonera

Deheza: Adrián cumplió su sueño y pudo ver a Boca en La Bombonera

El joven de 18 años padece mielomeningocele (espina bífida) y gracias a las gestiones de la Peña Boquense de General Cabrera anoche pudo presenciar el partido del Xeneize frente a Lanús. Emoción y alegría compartida

Desde hace mucho tiempo, el dehecino Adrián Pippino (18) y su abuelo tenían el sueño de conocer el estadio de Boca Junior. El joven, que padece mielomeningocele (espina bífida), vio desvanecer ese anhelo con el fallecimiento de su abuelo hace casi un año, pero no perdió las esperanzas porque casi no existía posibilidad de que su familia lo llevara a Buenos Aires para cumplir con su sueño.

Pero todo tuvo un giro inesperado el pasado viernes por la noche, cuando gran parte de los integrantes de la Peña de Boca, de General Cabrera, lo visitaron en su casa y le dieron la noticia: estaba invitado a participar de la delegación xeneize que anoche presenció el partido entre Boca Juniors y Lanús. Y la emoción lo invadió de lleno.

"Todo surgió por intermedio de Emanuel Balmaceda, quien es el presidente de la Peña. Adrián es fanático de Boca, pero: ¡fanático, fanático, fanático! Y su sueño siempre fue conocer La Bombonera”, señaló María Pippino, quien es tía del joven Adrián.

Y agregó: "Yo lo escuchaba a él, y como tía, me propuse decirle a Emanuel que Adrián quería ir. Mi papá, el abuelo de Adrián, y quien lo tenía a cargo, falleció hace un año y él le había prometido el viaje a La Bombonera y tras la pérdida del abuelo, Adrián seguía diciendo lo mismo, que el sueño seguía siendo conocer a La Bombonera”.

Invitación

La invitación que llega desde la Peña cabrerense contempla todos los gastos cubiertos para Adrián y un acompañante.

"Cuando Adrián ve un partido de Boca, no quiere que nadie haga ruido, sube el volumen de la tele y se sabe los nombres de todos los jugadores del equipo. Desde que le dijeron que había posibilidades de que recibiera una sorpresa del club Boca Juniors, él empezó a enviarnos audios, avisándonos que iba a venir el presidente de la peña de Boca de Cabrera a ‘traerme una sorpresa’. Él creía que podía ser una remera o algún presente de Boca, pero cuando llegaron los chicos de la peña fue hermoso, muy emocionante. Adrián no es de mucho hablar, pero si demostró mucha felicidad y agradecimiento”, dijo María Pippino, quien fue quien acompañó a Adrián junto a la comitiva para presenciar el partido frente a Lanús.

“Mi mamá tiene a su cargo a Adrián y siente un gran apego hacia él. Cuando le dijimos que había posibilidades de este viaje, ella dijo: ‘No, es muy lejos, no va aguantar el viaje por la columna y sus padecimientos’. Pero yo voy por el sueño de Adrián", decía María antes de partir a Buenos Aires.

Expectativas

En el marco de los preparativos y con la ayuda de sus familiares, Adrián preparaba una bandera o afiche para poder colgar en el estadio xeneize. “Quiero agradecer a todos los integrantes de la peña boquense de General Cabrera que le cubre todo. Nosotros sólo tenemos que subir al colectivo e ir", resaltó la mujer.

Por su parte, el presidente de la peña boquense General Cabrera que en la semana pasada cumplió 19 años, comentó cómo se concretó este viaje después de un intento fallido. "Hace un mes que vengo tramitando el tema y el partido anterior contra Arsenal no lo pudimos llevar, ya que era el cumpleaños del club e iba a concurrir mucha gente. Volví a mandar el mail solicitando la autorización para él y desde el club nos dijeron que Adrián y un acompañante son invitados gratuitamente para presenciar el partido y poder cumplir su sueño" dijo Balmaceda.

Con todo el merchandasing del club xeneize, Adrián disfrutó anoche del partido disputado frente a Lanús con la satisfacción de haber podido cumplir el sueño que junto a su abuelo anhelaban y que seguramente lo tuvo sentado a su lado admirando más el espíritu de su nieto que a las glorias del conjunto azul y oro que anoche terminó igualando 1 a 1.

Lo que se lee ahora