Deportes | partidos | liga | Pablo Suárez

"Hace 2 años que apuntamos a esta final"

Pablo Suárez consideró que "el objetivo cuando asumí fue llegar a esta final. La pandemia no nos dejó jugar en 2020, e interrumpió este torneo en 2021. Veo muy bien al equipo, con ritmo de competencia, pero será parejo"

La misma se disputará esta tarde, a partir de las 18 en Ticino, donde llevará el contralor Richard Moyano con los asistentes Franco Quinteros (a las 16 arbitrará la final de ida de reserva que protagonizarán Ricardo Gutiérrez y Universitario) y Manuel Villagra. Será cuarto juez Javier Pérez.

A juzgar por el DT del “albirrojo” en cuanto a juicios a priori “no es atinado hablar de candidatos. He jugado muchas finales, y será mi primera final como DT, pero nunca he visto candidatos. La gente y la prensa nos pueden ver como candidatos, pero cuando empieza a rodar la pelota, gana el que hace mejor las cosas, y no existe ninguna candidatura. Si nos ven de esa manera, es un halago, pero no nos sirve para ganar la final”.

Manifestó que “hace pocos días estuve en el casamiento de Maxi (Burello, el DT de Yrigoyen). Es un amigo, nos recibimos juntos, y es lindo que ambos podamos cumplir este sueño de llegar con nuestros equipos a la final. Sólo uno se irá feliz, pero es una gran persona y tiene un gran futuro como DT”.

Señaló que “hace 2 años que estoy pensando en esta final. Es el objetivo principal. Asumí en un equipo campeón, pero por la pandemia en 2020 sólo se jugó una fecha, y en 2021 se interrumpió. Sólo se pudo jugar un torneo en 2 años de trabajo. Veo al plantel compenetrado con el objetivo, y muy bien enfocado y preparado”.

Agregó que “nos benefició jugar 8 partidos en el Torneo Federal. Si bien perdimos a Rodrigo (Fassi), llegamos con ritmo de competencia y con el grupo muy fuerte”.

Destacó que “nos queda la sensación agridulce de haber estado a la altura del Torneo Federal, pero no haber podido poner el 100% de nuestro potencial en General Deheza, porque el objetivo siempre fue ganar la final de la Liga”.

Por tal motivo “entrenamos al día siguiente de la eliminación, hicimos una cena de despedida de los refuerzos, que entendieron desde que llegaron lo que nos estamos jugando, y hasta ellos pidieron el máximo esfuerzo para coronar esta campaña con el título”.

Aclaró que “nadie me pidió no jugar en General Deheza. Al contrario, todos me hicieron saber que querían estar. No fue fácil”.

“La elección tuvo respaldo”

Si bien Suárez remarcó que “me pedían jugar todos los partidos, y me enorgullece que los jugadores tengan tal predisposición”.

Aseguró que “era imposible jugar 3 partidos por semana. Todos lo sabían, y la elección tuvo respaldo unánime. Me dolió que los refuerzos no pudieran jugar más minutos, pero llegaron una semana antes, y no hubo tiempo para adaptarlos al juego del equipo”.

Apuntó que “todos dieron lo mejor, con más o menos minutos o partidos. Fue la primera experiencia del club en un torneo superior, y haber clasificado fue un premio al esfuerzo que estos jugadores que no viven del fútbol hicieron”.

Aclara que “tuvimos el presupuesto más bajo de la zona. Sarmiento es semiprofesional, Defensores trajo a jugadores que estuvieron en clubes de primera de Buenos Aires, y Universitario se reforzó con otras pretensiones”.

Igualmente estimó que “llegaron pibes como Coniglio y Ghi, que siempre me hizo goles en la Liga Béccar Varela. Berardo, Velasco y Lorca son de los mejores de nuestra Liga en sus puestos, repatriamos a los mellizos Silva y Coria, sumamos a Manzanares, que tiene mucha experiencia en estos torneos. Todos vinieron por la gloria, no por la plata, por los viáticos más que por un arreglo económico. Nadie se guardó nada, y todos fueron muy positivos”.

“Enfocados en la final”

Suárez estimó que “la práctica de fútbol fue terrible. Están muy motivados y con la cabeza puesta en la final. Ayrton (Páez) me dijo que lo limpié del partido en Deheza, me demostraron que querían estar, Bettiol me dijo que le arruiné el desayuno el miércoles, pero descansar era imprescindible”.

Insiste en que “todos lo entendieron. Es un grupo muy positivo”.

Señaló que “hay que aprovechar esta oportunidad para sumar otra estrella para el club. De 20 quedamos 2, y es un privilegio dirigir a este equipo y llegar a esta final”.

Remarcó que “es fútbol, y todo puede pasar, pero estamos bien mentalizados y muy bien futbolísticamente. Decidimos entrenar el mismo domingo, y luego almorzar para estar metidos en la final”.

Reconoce que “el ritmo de competencia nos beneficia, pero ellos llegan descansados y completos, porque tenían varias bajas”.

“Imponer el juego”

Suárez consideró que “previo al inicio del torneo jugamos dos amistosos. Empatamos 0-0 en Ticino, y le ganamos 1-0 en Tío Pujio, pero no la pasamos bien”.

Amplió al señalar que “fue hace mucho tiempo, pero son los mismo jugadores. Somos dos equipos tan parejos, que hasta sacamos casi la misma cantidad de puntos, y las campañas son parecidas”.

Añadió que “Yrigoyen es un gran equipo, y serán dos finales parejas y duras. Si tenemos más ritmo, tendremos que demostrarlo e imponer nuestro juego. No veo ningún candidato, sólo veo paridad”.

Remarcó que “he ganado finales siendo punto, y siendo banca. Atlético Ticino es el actual campeón, pero son 11 contra 11, y dos planteles con 18 jugadores muy buenos”.

Indicó que “se define por detalles. Hay que estar preparado para todo, porque un detalle puede acabar con la paridad. De local nos hicimos fuertes, nos sentimos muy cómodos. Hemos llegado a la final siendo visitantes primeros, y definiendo en casa. No veo ventaja y saldremos a ganar haciendo nuestro juego en ambas canchas”.

“Hace 2 años que le apuntamos”

Suárez sostuvo que “el calor será igual para los dos. El piso está bueno para los dos. Jugaremos un partido en cada cancha. A los dos equipos les gusta proponer. “Llegamos a esta final con méritos. Jugamos 8 partidos exigentes ante equipos competitivos en el Federal y dimos la talla. Veo muy bien a mi equipo, pero sé que serán 2 finales parejas. Hace 2 años que apuntamos a esta final”.