Villa María | Pascua | Artesanal | chocolate

Los huevos de Pascua valen un 50% más en comparación con el año pasado

El chocolate como materia prima tiene un valor de 800 pesos el kilo o más. Eso se traslada a la góndola, donde hay huevos desde 300 hasta 5.000 pesos los más grandes. La opción artesanal ganó espacio por calidad y precio

Un clásico. Más allá del contexto religioso y la celebración de la Semana Santa, los huevos de Pascua tienen un consumo masivo en estas fechas.

La suba del kilo de chocolate se ha trasladado a las góndolas y, más allá de haber múltiples opciones, los huevos están entre un 40 y un 50% más caros que en el 2021.

Los precios en los grandes supermercados van desde los 300 hasta los 5.000 pesos.

En ese sentido, la opción artesanal ha crecido en adeptos porque un huevo de un kilo de chocolate cuesta alrededor de 2.700 pesos.

La mayoría de los supermercados ofrece hace varias semanas una amplia variedad de huevos de Pascua, para todos los bolsillos. Y también ofrecen promociones, como descuentos en la segunda unidad o un 25% en cualquier producto tradicional.

Luciano Franco, propietario de Cotillón Villa María 2, comentó: “Este año las ventas de Pascuas han empezado muy temprano, ya que muchas reposteras o emprendedoras buscan sus costos y compran con precio con beneficios para salir a la calle a vender sus huevos, por tal motivo la venta arrancó muy bien, marcando gran diferencia con el año pasado”.

-¿Qué diferencias hay en los insumos respecto al año pasado?

-En variación a lo que estaba el año pasado, más o menos en porcentaje, este año un 30 o me animo a decir un 40% más arriba. La materia prima principal, que es el chocolate, es lo que más aumentó. El kilo está arriba de los $600.

-¿Por qué cree que la gente se anima cada vez más a hacerlo en su casa?

-Hoy en día conviene hacerlo en casa, con $ 1.140 a $1.500 sacás 10 huevitos, cuando en un lugar donde venden marcas muy conocidas un solo huevito vale $ 700 en adelante. Además tiene la potestad de rellenarlos y ponerles las sorpresitas que más les gustan a los chicos de la casa.

El referente de Cotillón Villa María también explicó: “La pandemia nos ha dejado mucha enseñanza, en ese momento no se salía a comprar, por ende, se volvió a la vieja escuela de lo caserito o lo artesanal, aparte de que lo hacen en familia. Mucha gente que viene al negocio te dice: ‘Lo llevo para hacer con mis nietos el domingo’”.

Además de la venta de insumos, Franco explicó y aconsejó a los que van a realizar sus primeros huevos: “Cuando preguntan les decimos que, por favor, al chocolate se lo derrita a baño María, ya que muchos lo derriten al microondas y, al no saber usar el chocolate, se les quema. Entonces les doy un consejo: que pongan un bowl con agua al fuego y que esperen a que hierva, luego se apaga el fuego y recien ahí va el bowl con el chocolate, que se derrite sin peligro de quemarse”.

En el mismo sentido, Mariana Ghiglione, que es pastelera y vende por su cuenta de Instagram @pasteleriavanille, comentó: “Las ventas este año no cambiaron mucho a las del año pasado, ya que la pandemia no hizo perder el espíritu de comprar o realizar el huevo de Pascuas. Hoy en día, a pesar de que los costos subieron bastante, se sigue vendiendo muy bien”, dijo con relación a lo que fue la Semana Santa del 2021.

Respecto a los pedidos que realiza la gente, sostuvo: “Lo tradicional sigue siempre vigente, pero lo personalizado toma un papel importante, ya que cada uno elige el motivo que le guste para su niño o niña y familia”.

-¿Qué valor tiene un huevo estándar?

-Un huevo de Pascua de tamaño tradicional está en $ 350, hasta $ 2.700 de un kilo. Y personalizado, desde $ 600 hasta $ 3500. El año pasado valían aproximadamente un 50% menos pero la inflación llevó todo a aumentar los costos.

-¿Por qué sale más barato el artesanal que los otros de grandes supermercados?

- Siempre fue más barato hacerlo en casa que comprarlo, más allá del trabajo que lleva de una persona que se dedica hacer huevos de Pascuas, hacerlo en casa tiene una felicidad para los niños, ya que cada uno lo decora a su gusto y preferencia.

-¿Cuáles son los pedidos más recurrentes por parte de los clientes?

-Nosotros tenemos todos los años modelos de huevos de Pascua tradicionales y personalizados. Tratamos siempre de estar buscando motivos nuevos para cautivar a nuestros clientes mayores y niños. Los rellenos son con confites de chocolate y los grandes, con huevos más chicos adentro. En cuanto a los rellenos, nos mantenemos siempre en la tradición que es el confite. Y en cuanto al personalizado, si es para empresas, negocio o particular se hacen también.

-¿Por qué cree que la gente se ha volcado a los huevos artesanales?

-Pienso que la gente se ha cansado por ahí de ver siempre lo mismo: el dibujo, la decoración, más allá que son de excelente calidad las marcas que hay en el súper. Lo artesanal hace que la gente apunte a comprar a la persona que se dedica hacerlo en su casa y también sienta que salga satisfecho con la compra, ya que el producto que eligió tanto sea el huevo tradicional o personalizado sea de su agrado y de excelente calidad, ya que se elabora con buenos chocolates y también por los precios que tiene un artesanal a uno comprado en un súper”.

Más allá de los precios, las alternativas son enormes y la tradición marca que el domingo habrá huevos de Pascua en todos lados. Chicos y grandes esperan el momento.