Nacionales | PASO | Rossi | Frente de Todos

Para Rossi, al Frente de Todos le vendría muy bien una interna en 2023

Consideró que "al menos tendríamos que entrar al proceso electoral del año que viene con la hipótesis de que va a haber dos o tres candidatos, y que si después eso se sintetiza en una lista única, mejor"

El flamante titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, afirmó ayer que de cara a las elecciones presidenciales del año que viene al Frente de Todos "le vendría muy bien" presentar competencia interna en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso).

"Creo que al Frente de Todos le vendría muy bien una Paso. Además nos vamos a encontrar con el otro frente (Juntos por el Cambio) que seguramente va a tener Paso".

En este sentido, el santafesino consideró que el oficialismo daría "mucha ventaja electoral" si forzara "la concreción de una lista única".

"Al menos tendríamos que entrar al proceso electoral del año que viene con la hipótesis de que va a haber dos o tres candidatos, y que si después eso se sintetiza en una lista única, que sea derivada del propio proceso electoral, porque haya alguien que hegemonice de tal manera que impida el surgimiento de otras candidaturas. Pero a priori pienso que debería haber Paso", insistió.

Al respecto, recordó la experiencia fallida de las elecciones del 2017, cuando la dirigencia nacional de Unidad Ciudadana y del PJ tomó la decisión de competir en todas las provincias con listas únicas.

"¿Qué es lo que pasó? En 17 de los 24 distritos electorales de nuestro país ganaron los frentes que tuvieron Paso. Me parece que tenemos que aprender de estas experiencias y reflexionar que existe la posibilidad de construir una Paso, con un reglamento de convivencia. Y que permita que esas diferencias o matices se puedan expresar", indicó.

Rossi se mostró favorable a la idea de que el presidente Alberto Fernández "piense en su posibilidad de reelección".

"Lo antinatural sería que no fuese así. En Argentina cualquier dirigente que llega a un cargo piensa en la posibilidad de tener una gestión lo más larga posible. Me parece que eso es sano para el sistema político y para nuestro frente aunque no lo haya anunciado públicamente", expresó.

Convivencia pacífica

En otro orden, el exministro de Defensa destacó que el acto que se llevó a cabo el 3 de junio en Tecnópolis por los 100 años de YPF marcó un punto de inflexión en la convivencia de los sectores internos del Frente de Todos, que venía muy tensionada por la exteriorización de las diferencias y el fuego cruzado.

"Lo que sentí el viernes pasado en el acto de YPF es que el debate había empezado a desescalar. No significa que las diferencias hayan dejado de existir sino que las diferencias empiezan a encontrar un mecanismo más dialogado de expresión", reflexionó el nuevo jefe de los espías oficiales.

A propósito de esto, opinó que "el debate en una fuerza política que tiene responsabilidades de gestión no puede ser el estado permanente".

Entonces el debate encuentra una síntesis o desescala. En esa desescalada generamos las condiciones para poder convivir con las diferencias", agregó Rossi.

Sobre la salida tumultosa del ahora exministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, el funcionario sostuvo que esa decisión que tomó el jefe de Estado tuvo que ver con "preservar este clima que se había empezado a generar" en ese acto en Tecnópolis entre el kirchnerismo y el albertismo.

"Tomó esa decisión prescindiendo de un técnico prestigiado que cumplió una gran función y convocó a un dirigente político con trayectoria y volumen que está trabajando en la misma sintonía que el presidente de la Nación", dijo a propósito del nombramiento de Daniel Scioli en reemplazo de Kulfas.

"Esta es la mirada de poder empezar al interior del Frente de Todos una etapa en la que las diferencias continúen marcándose pero encuentren un escenario menos tensionado y eso permita transitar este año y medio de gestión que falta con más tranquilidad", reflexionó.

Por último, Rossi aclaró que más allá de la influencia que pueda tener la vicepresidenta Cristina Kirchner en la coalición oficialista, es Alberto Fernández quien "tiene la lapicera" y quien "va tomando decisiones permanentemente".

"A veces esas decisiones no confirman al 100% a todos los miembros de la coalición", reconoció.