Villa María | pasu | sorteo | gill

A último momento sumaron 102 lotes más y hubo 274 beneficiarios

Formuló el anuncio el intendente Martín Gill antes de la realización del sorteo. “Este programa se pensó agudizando el ingenio para acercar lo público y lo privado”, afirmó el mandatario

Finalmente, serán 274 las familias villamarienses que podrán adquirir un terreno a través del Programa de Acceso al Suelo Urbano PASU III “Mi Terreno”, que a último momento sumó más voluntades que se tradujeron en 102 lotes para incorporar a los 172 iniciales, totalizando 274.

El intendente Martín Gill realizó el anuncio ayer en el Club de Abuelos José Manuel Estrada, cuyas instalaciones se vieron colmadas para seguir el sorteo.

“Este es un momento muy particular porque ante las dificultades económicas y la inflación, la capacidad de adquirir un bien se encuentra más limitada. La plata alcanza para menos, le sucede a la gran mayoría de las familias. Sin embargo, las necesidades siguen vigentes”, aseveró el mandatario.

Y agregó: “Este programa se pensó agudizando el ingenio para acercar lo público y lo privado, con precios entre 20 y 30 por ciento menores a los de mercado, y que el financiamiento sea el mejor”, puntualizó, y precisó que la tasa de interés de 18 puntos se ubica muy por debajo de la que ofrecen las entidades crediticias, que ronda el 40 por ciento.

En la categoría 1 se adjudicaron 31 terrenos entre los 124 inscriptos. Se trató de la opción más onerosa. El cinco por ciento de los lotes, tanto en este como en los restantes grupos, fue destinado a personas con discapacidad. Del remanente, un alto porcentaje se distribuyó entre personas con grupo familiar y el resto para hombres y mujeres que viven solos.

En la categoría 2, en tanto, se encontraban el grueso de los lotes y de aspirantes, puesto que se ofrecieron 162 terrenos entre 367 inscriptos. Se trató de lotes de 300 metros cuadrados con un precio intermedio. 

La última categoría, la 3, englobó 81 lotes entre 274 anotados. En este caso, tanto las dimensiones como la ubicación determinaron un valor menor. Todo el sorteo contó con la fiscalización de una escribana pública.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas