En horas de la madrugada, personal policial de la patrulla preventiva, se hizo presente en un domicilio de barrio Las Playas, debido a que se llevó a cabo una reunión social no permitida.

La propietaria del lugar, una mujer de 22 años de edad, se encontraba junto a 14 personas, todos adolescentes de entre 18 y 20 años. Se identificó correctamente a los participantes y a posterior se realizó la correspondiente acta a la propietaria del lugar, por infracción al artículo 205 del Código Penal.