La fiscal de Río Tercero, Paula Bruera, ordenó en las últimas horas la detención de una pareja domiciliada en Embalse por el presunto delito de chantaje en grado de tentativa.

Según lo informado por el Ministerio Público Fiscal (MPF), las medidas se dieron en el marco de una investigación iniciada a raíz de la denuncia que presentó un hombre mayor de edad, quien habría contratado los servicios sexuales de una mujer de 24 años.

Desde el portal judicial explicaron que el encuentro íntimo fue filmado por la femenina, registro que luego utilizó para amenazar a su cliente, quien horas más tarde recibió en su teléfono celular mensajes de audio enviados por una voz masculina.

En los mismos, se le pedía a la víctima que deposite 300 mil pesos en una cuenta bancaria a cambio de que el video íntimo no sea viralizado por las redes sociales.

“Tras la pesquisa se pudo establecer la identidad de la trabajadora sexual y de su pareja, quien habría sido la persona que envió los mensajes”, señalaron fuentes del MPF.