Provinciales | personas | Empresas | refugiados

Definen alternativas para la inserción laboral de refugiados en Córdoba

El intendente de la capital se reunió con representantes de las Naciones Unidas para los Refugiados y con empresas. Se analizó cómo se está avanzando en el proyecto de empleo para los solicitantes de asilo

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, se reunió con el representante regional del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Juan Carlos Murillo, la secretaria de Modernización, Alejandra Torres, y con representantes de empresas vinculadas a la Incubadora de Empresas Fide, que trabajan en proyectos vinculados a la inserción laboral de personas refugiadas.

La reunión sirvió para conocer y poner en común de qué manera se está desarrollando el Proyecto de Inserción Laboral dirigido a personas solicitantes de asilo, refugiadas y desplazadas forzosamente en el exterior, que se realiza conjuntamente entre Acnur, la Dirección de Acompañamiento y Apoyo al Inmigrante de la Secretaría de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Córdoba, y la incubadora de empresas Fide.

“El centro de refugiados que se inauguró ayer promueve la asistencia necesaria para los migrantes, a través de un convenio con diversas instituciones para que puedan realizar los trámites necesarios y obtener la residencia y tener conectividad plena con sus familiares en el exterior”, expresó Llaryora.

El intendente cordobés añadió: “Como comunidad estamos dispuestos a tener una visión geopolítica de posicionar la apertura de Córdoba hacia el mundo, es decir, una ciudad que se ofrece a traer migrantes y darles trato digno, porque la multiculturalidad nos enriquece la creatividad y la innovación”.

Alejandra Torres, secretaria de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales de la Municipalidad y presidenta de la Incubadora Fide, manifestó su satisfacción por poder vincular ambas organizaciones en pos de trabajar por un proyecto común, que pueda vincular a los emprendedores y a las personas refugiadas. “Este proyecto tiene un impacto directo en los refugiados ya que no solamente puede otorgarles trabajo de calidad, sino que también reciben una remuneración a cambio”.

“En Acnur somos conscientes de que las personas refugiadas e inmigrantes se ven obligadas a abandonar sus países, pero no queremos que sean vistas como víctimas. Son personas como todas, que tienen competencias, habilidades y destrezas, "laburantes" que quieren realmente reiniciar una nueva vida en su comunidad y que necesitan una oportunidad”, destacó Juan Carlos Murillo, representante regional del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), quien agregó: “Nunca voy a terminar de agradecer a ustedes en esta alianza público–privada que involucra indudablemente al mundo académico, pero por sobre todo, esa oportunidad que ustedes como empresa privada brindan a las personas refugiadas y migrantes de desarrollarse como personas”.

En el encuentro se destacó el trabajo del sector privado y se reconoció a las empresas que están involucradas en este proyecto de recuperación socioeconómica de inserción laboral en la ciudad de Córdoba. Es importante destacar que el proyecto tiene como objetivo reforzar la empleabilidad y fortalecer el autoempleo para personas con necesidades de protección internacional, en coordinación con empresas del sector privado.

A su vez, Héctor Macagno, decano de la Universidad Tecnológica Nacional, manifestó: “Creemos que es un imperativo ético considerar que las personas migrantes que quieran aprender, tengan las puertas de nuestras universidades y las de la Municipalidad abiertas para que trabajemos juntos, tal como lo venimos haciendo hace más de 25 años”.

Entre los representantes de empresas cordobesas, asistieron Laura Ferrari, cofundadora de Espacio AuRoom (escuela de orfebrería) y Pablo Miles, cofundador de Mega Tecnología SA (electrónica para automóvil a GNC).

En una charla distendida moderada por la gerenta de Fide, Candelaria Argüello Pitt, los empresarios contaron su experiencia en la promoción de la inserción laboral de la población refugiada y migrante, al tiempo que reconocieron sus habilidades profesionales.

Inserción laboral

Las experiencias profesionales rentadas en casi 20 empresas cordobesas para personas solicitantes de asilo, refugiadas y desplazadas forzosamente en el exterior forman parte del Proyecto de Inserción Laboral.

El propósito es mejorar la empleabilidad de estas personas para favorecer su inserción laboral, dándoles una oportunidad para confirmar sus capacidades, adquirir nuevos conocimientos, desarrollar nuevos vínculos profesionales e incorporar nuevas referencias laborales a sus currículos.

A su vez, se crea la oportunidad para las empresas de Córdoba de incorporar nuevos talentos inter nacionales, sin costo, en sus equipos.

"Tenemos el honor de incorporar a Glenaida, ella es venezolana y cuenta con un currículo de alto nivel. Su participación es realmente una influencia cultural importante para nosotros, porque trabajar con personas de otras partes del mundo nos brinda riqueza humana y la oportunidad de estar en contacto con otros países", indicó Pablo Miles, dueño de Megatecnología SA.

A su vez, Eduardo Beldruno, representante de la empresa Drone Operator School, señaló: "Nosotros tuvimos la posibilidad de incorporar a Pier, que es de Siria. Él es abogado y está haciendo una diplomatura. En los tres años que hace que vive acá no había tenido la posibilidad de desarrollar sus capacidades por ser refugiado, y no podía ejercer en lo que realmente le interesaba. Por eso, que nosotros lo podamos sumar y que él pueda desarrollarse, para nosotros es realmente muy enriquecedor.