PIL | empleo | comercio

Programa PIL: sigue la convocatoria y creen que subirá la empleabilidad

La ministra de Promoción del Empleo, Laura Jure, dijo que se espera mayor receptividad de las empresas. La inscripción cierra el 16 de abril para maquinaria agrícola y el 26 para comercio electrónico y centros de contacto

Con la idea de generar 1.450 puestos de trabajo y capacitar a 1.250 trabajadores en actividad, el gobierno provincial lleva adelante el programa de inserción laboral PIL, a través del Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar. Las inscripciones estarán abiertas hasta el 16 de abril para el PIL en Industrias de Maquinarias Agrícolas y para el de Empleo en Comercio Electrónico. En tanto que, para el especializado en Centros de Contacto y Procesos de Negocios, el plazo se extiende hasta el 26 de abril.

Dentro de este programa, quienes realizan prácticas laborales percibirán una asignación estímulo de 12.000 pesos mensuales durante un año.

“Hubo un repunte de actividad. Córdoba, como provincia productiva y tiene la mayor parte de su empleo en el sector privado", indicó la ministra Laura Jure.

En este momento, hay 3 llamados abiertos para inscribirse en 3 áreas específicas a las que apunta el programa: PIL en Industrias de Maquinarias Agrícolas, PIL en Comercio Electrónico y PIL en Centros de Contacto y Procesos de Negocios.

El plazo de inscripción se extiende hasta el viernes 16 de abril para las primeras dos alternativas, mientras que la correspondiente a Centros de Contacto y Procesos de Negocios, cerrará el lunes 26 de abril.

Pueden participar tanto personas y empresas pertenecientes a los distintos sectores. Las inscripciones se realizan vía web a través de la página del Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar.

El PIL en Industrias de Maquinarias Agrícolas busca generar 500 oportunidades de empleo mediante la inserción laboral de 350 personas en fábricas de maquinarias agrícolas y agro-componentes. Además, se capacitará a 150 trabajadores del personal actual del sector, para que eleven sus capacidades e incrementen la productividad de la empresa donde trabajan.

El programa está destinado a personas con residencia en la provincia de Córdoba, de 16 a 45 años de edad.

Por su parte, el PIL en Nuevas oportunidades de Empleo en Comercio Electrónico creará 600 nuevos puestos de trabajo, 600 becas de capacitación para emprendedores y 300 cupos de formación para trabajadores que se desempeñan actualmente en el sector.

Podrán inscribirse personas de entre 16 y 65 años de edad con secundario completo, con capacidades para la interpretación de textos, manejo de operaciones matemáticas básicas, manejo de internet y redes sociales.

Por último, el PIL en Centros de Contacto y Procesos de Negocios fue lanzado el lunes pasado e incorporará, mediante entrenamiento laboral, a 500 personas con residencia en Córdoba y estudios secundarios completos en Centros de Contacto. Además, seleccionarán 500 trabajadores que se desempeñan actualmente en las empresas del rubro, y los capacitarán en inglés y nuevas tecnologías.

Iniciativa en ejecución

El PIL realizó dos llamados anteriores para generar oportunidades laborales en Comercio Exterior y en Nuevas Tecnologías. El primero de los programas incorporó a 100 personas a Pequeñas y Medianas Empresas industriales de Córdoba con potencial exportador.

En tanto que, el PIL en Nuevas Tecnologías generó 200 empleos en la pujante Industria del Software, mejorando la competitividad del sector. Esta iniciativa, cuenta con el apoyo del Córdoba Technology Cluster, y los seleccionados se encuentran realizando sus prácticas laborales, al igual que en el PIL de Comercio Exterior.

Repunte de la actividad

Con respecto a los índices de empleabilidad, Jure se mostró optimista. “Claramente, hubo un repunte de la actividad. Está claro que Córdoba, como provincia productiva y que tiene la mayor parte de su empleo en el sector privado, y eso hace que cuando hay cimbronazos como el del año pasado, también lo vemos reflejado. Pero también se nota cuando repunta y allí los índices de empleabilidad mejoran. La empleabilidad está atada al crecimiento económico. Se ve una reactivación”.

Consultada sobre qué pasaría si se adoptan medidas más restrictivas frente a la segunda ola de Covid-19, explicó: “En la mayoría de los casos pudimos adaptar los contenidos a la virtualidad, salvo algunos muy pocos. La mayoría se puede llevar a cabo de manera remota. Sabemos que si hay restricciones serán para todas las ramas de actividad y eso simplifica la planificación.