Villa María | pintadas | pintar | relevamiento

Con una suelta de globos, recordarán a víctimas locales de siniestros viales

Estrellas Amarillas lleva más de 11 años en la ciudad. "Ya pintamos más de 80 estrellas, pero siguen ocurriendo los siniestros", lamentó Lucía Gigena. Entendió que falta aprecio por la vida y demandó educación vial en las escuelas

La Fundación Laura Cristina Ambrosio Battistel junto con la campaña Estrellas Amarillas realizará este domingo una suelta de globos con el objetivo de recordar a las víctimas de siniestros viales, pero además demandar la aplicación de normativas que apunten a reducir la cantidad de hechos graves y fatales, en el marco del Día Mundial de las Víctimas de Tránsito.

La propuesta se desarrollará a partir de las 9 en la Plaza Independencia, frente al Palacio Municipal. A nivel local, Estrellas Amarillas lleva ya 11 años de insistencia y activa participación no sólo en la ciudad sino también en Villa Nueva y la región. “La idea es reunirnos las mamás del grupo y todas aquellas personas que se quieran sumar”, sostuvo Lucía Gigena, activista desde los inicios de la entidad.

“Será una suelta de globos simbólica en nombre de los hijos y parientes que hemos perdido”, sostuvo y destacó que en más de una década de incesante lucha ya pintaron más de 80 estrellas. “La tarea es incansable y a veces genera mucha impotencia el accionar de algunos que no entienden el valor de la vida y tampoco por qué las estrellas. Cada estrella debe tomarse como una señal de tránsito de peligro, además de recordar al ser querido que se perdió”, destacó.

Recordó que la fundación llegó a la provincia y de allí a diferentes ciudades con la intención de “prevenir y que la gente tome conciencia, pero nada de eso ocurre y duele muchísimo” la situación vial que se vive en la actualidad. Al lamentar la cantidad de estrellas pintadas en la vía pública mencionó que “hay muchas más víctimas, porque hay estrellas que no se pudieron pintar y con la pandemia se atrasó todo”.

Respetar los controles

Gigena se preocupó visiblemente por la falta de comprensión “de los jóvenes que eluden los controles, que estando la Policía o los gendarmes se van lo mismo”. Y entendió que, más allá de la tarea que lleven adelante Seguridad Ciudadana o el resto de las fuerzas, “la educación comienza en casa”. “Si les das a tus hijos valores que les permitan respetar más la vida, no ocurrirían tantas situaciones como las que vivimos a diario”.

Destacó que la lucha actual apunta a que el consumo de alcohol sea cero al conducir. “Notamos que la gran mayoría de las estrellas que pintamos de jóvenes son chicos que salieron de una fiesta o que estuvieron divirtiéndose. También tiene que ver mucho el consumo de sustancias, por eso decimos que la escuela es el hogar de todos, no sólo de educación sino también de contención. Si fallamos también como familia, ocurren este tipo de situaciones que luego lamentamos”, remarcó.

Consultada sobre la importancia del dictado de educación vial, la activista consideró que son necesarias “normativas que permitan tener una currícula de al menos media hora de clases para educación vial”. “En algún momento, junto con –Carlos- De Falco hicimos actividades escolares, repartimos cascos”, dijo, aunque en la actualidad no desarrollan ningún tipo de campaña.

Con respecto a la denominada tolerancia 0 del consumo de alcohol que impulsan en todo el territorio nacional y no únicamente en rutas, Gigena precisó: “Algunas municipalidades de Córdoba ya lo aprobaron. Hay algunas ciudades que no adhirieron a la ley. Lo que ocurre es que recién los controlan cuando salen a la ruta y no dentro de la ciudad. El 0,5% permitido es suficiente para perder parte de los reflejos y visibilidad. Es una cantidad mínima de alcohol, pero es perjudicial y a causa de eso se perdieron familias enteras”.

“Es necesario que la sociedad tome conciencia a la hora de conducir. Si tenés sueño, pará al costado de la ruta y evitá una tragedia”, demandó.

Cifras alarmantes

El último informe que la Agencia Nacional de Seguridad Vial emitió sobre los siniestros ocurridos en el país a lo largo del primer semestre del año da cuenta de que Córdoba se encuentra en el listado de provincias con índice de siniestralidad más elevado. En el país, a lo largo de los primeros seis meses hubo 1.501 siniestros que dejaron un saldo de 1.675 víctimas fatales.

La última cifra muestra un crecimiento en comparación con igual período de 2020, cuando se constataron 1.506 fallecidos, aunque afortunadamente permanece lejos de los 2.314 fallecidos de 2019 y mucho más alejado aún de los 2.893 de 2018, récord histórico desde el año 2008 a la fecha.

Después de Buenos Aires, Córdoba es la segunda provincia con mayor cantidad de accidentes fatales: 160 impactos que dejaron el triste saldo de 175 muertos. Con relación a los lugares de impactos, el 50% de los hechos se dan en ruta, con predominio del horario nocturno. En el relevamiento se advierte además que 8 de cada 10 fallecidos son hombres.

En tanto, un dato por de más preocupante es que casi la mitad de las víctimas (42%) se concentra en la franja etaria comprendida entre los 15 y 34 años. También se hace hincapié en que el 48% de los fallecidos se desplazaba en motocicleta y que un 25% lo hacía en automóvil.

Más de 13 años de lucha

La Fundación Laura Cristina Ambrosio Battistel nació en esta provincia en el año 2008 como consecuencia de un accidente fatal. Precisamente Laura, con apenas 21 años, perdió la vida en un accidente de tránsito ocurrido en General Acha, provincia de La Pampa, cuando el auto en el que viajaba se despistó.

campaña.jpg

Su padre, Julio -foto-, fue el impulsor de la entidad, que tuvo entre otros objetivos la concientización vial para los jóvenes, “que buscaba apoyar leyes de prevención de accidentes y de apoyo a familias de víctimas de siniestros viales”.

De esta manera se dio inicio a la campaña de Estrellas Amarillas, que en la actualidad tiene más de 470 grupos de padres distribuidos en diferentes puntos del territorio nacional. El desafío de sumar fuerzas y construir un futuro mejor se mantiene desde el primer día.