Provinciales | pitbull | perros | ataque

El ataque de un pitbull reavivó el debate por la tenencia de animales

El alarmante episodio tuvo lugar el pasado viernes en la vía pública. La víctima debió ser hospitalizada y radicó una denuncia contra el dueño del perro. Vecinos piden que se tomen medidas

Tras la muerte de una mujer en Realicó (La Pampa) a causa del ataque de un perro de raza pitbull, la provincia se encuentra sensibilizada.

Y en Huinca Renancó, donde son frecuentes los problemas causados por perros en la vía pública, el ataque a un vecino por parte de un pitbull reavivó el debate sobre la tenencia responsable de animales.

El alarmante episodio tuvo lugar minutos antes de las 21 en calle Juan B. Justo, de barrio Norte, a escasas cuadras de la zona céntrica. En la ocasión, un vecino identificado como Juan Peyrano, se disponía a ingresar a un negocio del sector y repentinamente fue atacado por el perro que le comenzó a morder la pierna. Ante los gritos desesperados del damnificado otros vecinos salieron en su ayuda y lograron retirar el animal. El joven herido debió ser hospitalizado a causa de las heridas padecidas en una de sus piernas. Poco después se radicó la denuncia correspondiente y la Policía pudo identificar al dueño del animal, un vecino que vive cerca del sector donde fue el ataque.

De esta manera se iniciaron actuaciones por lesiones en contra del propietario, al día siguiente se presentó personal de Zoonosis del Municipio y de la Policía a fin de evaluar el traslado del pitbull a un lugar seguro.

En alerta

Por su parte, desde la agrupación proteccionista Vida Animal ya se había alertado sobre la problemática e incluso se realizaron algunas reuniones con funcionarios municipales y policiales desde donde se habilitaron líneas telefónicas para receptar denuncias. “El tema fundamental fue el de los perros mordedores, de razas peligrosas, que andan sueltos, ya que no se hace cumplir la ordenanza”, explicitó Alejandra Velázquez, miembro de Vida Animal.

En aquel entonces subrayó que “si el caso lo demanda, los uniformados actuarán de oficio” y que “va a haber multas que pueden ser económicas y para aquellos que no tengan forma de cumplir con el dinero, habrá trabajo comunitario”.

Cabe agregar que el Municipio según ordenanza tiene la potestad de retirar de la vía pública los perros que deambulen y trasladarlos a la Perrera, lo que generó que en más de una oportunidad el lugar se vea superpoblado por más de 50 perros.