Deportes | playosa | sportivo | futbol}

Profundo dolor en Sportivo Playosa por el fallecimiento del futbolista Hernán Condori

Tenía 20 años. Atendía una verdulería en Pozo del Molle. Sintió un fuerte dolor en las piernas por la mañana y fue asistido por profesionales de la salud. Sin embargo, murió en horas de la tarde por causas naturales

El hecho ocurrió el lunes en Pozo del Molle. El dolor inunda toda la región y hace foco en La Playosa.

Hernán Condori era jugador de la división reserva del equipo albo y, si bien no había jugado el último torneo, era parte del mismo.

Con proyectos y con la felicidad de un pibe de la edad, Hernán abrió la verdulería el lunes por la mañana y comenzó a tener dolores en distintas partes de su cuerpo.

Acudió a los medicos y en horas de la tarde lamentablemente falleció.

Según pudo averiguar Puntal Villa María, al joven no se le practicó autopsia, ya que su deceso se produjo por causas naturales, producto de un infarto.

condori.jpg
Hern&aacute;n Condori, con la camiseta de su querido <a href=Sportivo Playosa." id="142911-Libre-2012895688_embed" />

Hernán Condori, con la camiseta de su querido Sportivo Playosa.

Cabe destacar que se realizan autopsias en casos de muertes dudosas o violentas y en este los facultativos que lo trataron a Condori no tuvieron dudas de que su fallecimiento fue por una causa natural.

Hernán hacía muy poco que vivía en Pozo del Molle; allí se había instalado con una verdulería, que era un gran anhelo cumplido.

Una mano enorme de su papá, Felipe, y el nuevo proyecto en marcha.

El último tiempo lo había alejado de las canchas. En pareja con Lucía Fraga, ambos habían sido padres de una beba llamada Aimara, que tiene 11 meses.

Era su orgullo y lo demostraba todo el tiempo posible en las redes sociales. Son incontables las fotografías y los momentos con su hija y su pareja.

“Era un 10 bárbaro”, le dijo a este diario Daniel “Tikin” Bostico, delegado de Sportivo Playosa en la Liga Villamariense de Fútbol.

Además, Bostico agregó: “Era categoría 2000, se destacaba, tenía muy buen manejo y, por sobre todas las cosas, era un excelente chico”.

La emoción de las palabras y la voz entrecortada por el dolor se manifiestan y están a flor de piel.

Una vida por delante. Llena de sueños y objetivos.

Hernán se inició en el baby en Unión de La Playosa para luego pasar a las divisiones menores de Sportivo, en el que jugó mayormente en reserva con algunos partidos en Primera División.

Con el Albo jugó en todas las inferiores y se destacaba. Muchos torneos, viajes y anécdotas que hoy reflotan en el club. El viaje a Chile en 2016 con el combinado regional y donde en Puerto Montt salieron subcampeones y Hernán sobresalió.

“Hoy en la institución hay un profundo pesar. En el pueblo en general. Era una familia muy cercana al club, en la época en que la cancha tenía los eucaliptos los Condori fueron quienes trabajaron fuerte ahí”, recuerda Tikin Bostico.

El dirigente y quien lleva a cargo la representación del equipo en la Liga local continúa diciendo: “Es muy triste no haber tenido la posibilidad de despedirlo como se merece. Sus compañeros están muy dólidos, su familia no lo puede entender, es muy grande la conmoción por lo que sucedió. Lo queríamos mucho, tanto a él como a todos los Condori.

El club envía las mas sinceras condolencias y acompaña en semejante dolor”.

La Playosa está golpeada y con el corazón destrozado. Se fue un chico que vieron crecer hasta transformarse en padre y buscar su camino.

Un golpe más a una comunidad que viene de mucho dolor tras el fallecimiento de Gladys Yuon, por coronavirus (mujer del exintendente Aurelio Semenzín).

Sportivo y todo el Albo recordarán por siempre a ese chiquitín habilidoso y escurridizo con la 10 en la espalda. Hasta siempre.