Villa María | Plaza | obra | obras

Gill: "Aspiramos a inaugurar la obra para el mes de la ciudad"

La plaza Centenario se encuentra próxima a ser declarada Patrimonio Histórico Nacional, y en este sentido se apresta a recuperar su estructura original ideada en 1934 por el arquitecto Francisco Salamone. Actualmente, las intervenciones se aproximan a la recta final mediante la colocación de baldosas y recuperación de fuentes con el objetivo quedar culminada para septiembre, mes de la ciudad.

Durante la jornada de hoy, el intendente Martín Gill recorrió la obra y como en cada una de sus visitas supervisó los trabajos junto a integrantes de la Secretaría de Ambiente, Obras y Servicios Públicos. Lo hizo a la par del jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, y del titular de la cartera a cargo de las tareas, Omar Regueira.

Tras inspeccionar el espacio cuyo nacimiento data del siglo pasado, el jefe comunal señaló: “Aspiramos inaugurar la plaza para el mes de la ciudad, y teniendo en cuenta ese plazo de tiempo es que estamos trabajando".

Al mismo tiempo, Gill indicó que "se trata de un trabajo muy minucioso y artesanal, que requiere tiempo para ser realizado como corresponde y poder así ser declarado Patrimonio Histórico Nacional". En función de ello, el mandatario apeló a la paciencia de vecinos y vecinas, asegurando que "pronto contaremos con la plaza completamente restaurada, siendo la primera obra de recuperación patrimonial de toda la ciudad".

Además, el jefe comunal explicó que el proyecto contempla la incorporación de de nuevas tecnologías que brinden mayor optimización al funcionamiento de la plaza sin alterar su espíritu. En este sentido, se trabaja en la modernización del espacio mediante la creación de redes subterráneas, fibra óptica, cámaras de seguridad y sistemas de conectividad.

En simultáneo, se avanza en el recambio de solados, tarea que registra un 35 por ciento de concreción y que actualmente es ejecutada en el tramo paralelo a calle José Ingenieros. Para ello, previamente se trabajó junto a laboratorios del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), encargados de analizar las baldosas y recrear los pigmentos, materiales y composición del diseño original que emula el movimiento de las olas.

En cuanto a las fuentes, se trabaja en su impermeabilización, reemplazo de cañerías, equipos de provisión de agua, instalación de cámaras subterráneas y renovación estética. Al mismo tiempo, ya se colocaron sobre las estructuras los tradicionales sapos que fueron fabricados nuevamente tras la recuperación de los moldes originales.

De este modo, una vez concluido el proyecto, las fuentes contarán con sus distintivos torrentes de agua e iluminación junto a los ligustrines que completan el diseño, tal como en sus inicios. En esta línea, se trabajará sobre el paisajismo de todo el espacio conservando la vegetación de aquel entonces, elemento característico y de gran distinción de la plaza pensada por el arquitecto italiano.

Cabe recordar que las intervenciones cuentan con financiamiento del Gobierno nacional, tras la gestión del municipio ante la Secretaría de Obras Públicas de la Nación. En cuanto a las labores, se encuentran a cargo de la firma Lozada&Silvestro, designada adjudicataria de la obra tras ganar el proceso licitatorio.

Del recorrido, también formaron parte la directora de Proyectos del municipio, Jaqueline Miraldes, junto al director de Redes de Infraestructura, Joel Coria. Además, acompañó el subsecretario de Unidad Intendencia, Sebastián Panero, y demás integrantes del equipo de Obras Públicas.