Villa María | plazas | crecimiento |

En apenas una semana creció 10% la tasa de positividad en la ciudad

Pasó del 32% del pasado jueves al 42% este miércoles, quedando muy cerca del pico de 45% que se dio el último lunes. En total, ya son más de 4 mil los contagiados que cursan la enfermedad de manera leve, aislados en sus hogares

La tasa de positividad a nivel local tuvo un crecimiento de 10 puntos porcentuales en apenas una semana. Pasó del 32% al 42% este miércoles, es decir que por cada 100 test efectuados, mientras el jueves 6 se confirmaron 32 contagios este miércoles la cantidad subió a 42.

En esta última jornada se confirmaron apenas 578 casos, aunque se efectuaron 1.369 test. De esta manera, si bien el número de detectados es menor que en las jornadas anteriores, lo concreto es que también es baja la cantidad de test que se efectuaron. En la actualidad la ciudad dispone de dos espacios para el control, uno que funciona a lo largo de 12 horas en el Anfiteatro Municipal, y otro por espacio de 6 horas en horario vespertino, en la sede de la UTN.

La evolución del índice de positividad se advierte desde la última semana. Mientras el jueves 6 alcanzó el 32%, a la jornada siguiente trepó al 34% y durante sábado y domingo se mantuvo en el 37%. Ya el lunes tuvo el mayor pico semanal, que alcanzó el 45%, para luego mostrar el martes una leve disminución pero aún con un parámetro alto: 40%.

Con los nuevos registros, ya suman 4.024 las personas contagiadas que se encuentran en proceso de aislamiento, y desde que se inició la pandemia ya se superaron los 26 mil villamarienses contagiados, prácticamente un 30% de la población estimada. En tanto, 315 vecinos recibieron el alta médica luego de completar satisfactoriamente el período de aislamiento.

Internados

La plataforma oficial permite realizar un seguimiento de la disponibilidad de camas en la ciudad, aunque 3 de los 7 centros habilitados para recibir pacientes no habían informado su estado de situación. De igual manera, de los cuatro restantes se pudo determinar que en total sumaban 28 camas críticas, de las cuales 19 se encontraban ocupadas.

En concreto, Fusavim tenían sus cinco plazas con pacientes; mientras que en Especialidades había 10 personas internadas y lugares disponibles para otras 7 más. En cambio, en San Martín hay tres internados y una cama libre; y en Marañón se encontraba ocupada una de las dos camas destinadas a terapia.

En tanto, en la zona de internado hay 17 pacientes en estos cuatro centros asistenciales, que disponían de lugares en caso de ser necesarios para alojar contagiados leves.