Nacionales | Pobreza | semestre | baja

La pobreza retrocedió 3,3% a fines del año pasado y la indigencia, 2,5%

Bajó al 37,3% en el segundo semestre del 2021, por debajo de la medición del primer semestre, cuando fue de 40,6%, y del 42% de igual semestre de 2020. Más de 16 millones de personas son pobres si se toma la población total de 45 millones

La pobreza descendió al 37,3 por ciento en diciembre pasado, se redujo 3,3 puntos porcentuales respecto al primer semestre y bajó 4,7 puntos de forma interanual, afectando a más de 16 millones de personas, sobre una población total de aproximadamente 45 millones de habitantes.

En diciembre pasado la pobreza afectó al 37,3 por ciento de las personas y en igual mes del 2020 llegaba al 40,6, mientras que en el 2019 lo hacía al 35,5.

El índice de Indigencia, entendido esto como el porcentaje al que sus ingresos no le alcanzan para procurarse el mínimo de alimentación, se ubicó en 8,2% al término del segundo semestre del año pasado, contra el 10,7% del primer semestre (-2,5%) y del 10,5% de igual período de 2020 (-2,3%).

Entre julio y diciembre de 2021 salieron de la pobreza 920,4 mil personas respecto al semestre anterior y 1.194,6 mil respecto al segundo semestre de 2020, mientras que de la condición de indigencia lo hicieron 703,3 mil y 623,1 mil en las mismas comparaciones.

Según las cifras oficiales, en los 31 distritos relevados la pobreza alcanza al 27,9 por ciento de los hogares, que agrupan a 10.806.414 personas. Dentro de ese nivel de pobreza, un total de 578.282 hogares se encuentran por debajo de la linea de indigencia, lo que alcanza a 2.384.106 habitantes.

En la comparación del segundo semestre del año anterior con el primero, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 3,3 puntos porcentuales tanto en los hogares como en las personas y la indigencia una baja de 2,1 y de 2,5, respectivamente.

Por grupos de edad, más del 51,4 por ciento de las personas de 0 a 14 años son pobres, entre 15 a 29 años llega al 44,2; de 30 a 64 años, al 32,6, y en la población de 65 años o más, el 13,0 se ubicó bajo la línea de pobreza.

La pobreza en el Gran Buenos Aires llegó al 37,3 por ciento y fue la región con mayor reducción interanual, de 7,0 puntos.

En el conurbano bonaerense la tasa de pobreza fue del 42,3& de la población, cayendo 3,3, y en la Ciudad de Buenos Aires llegó al 16,4, con una suba de 2,5 puntos.

Las menores tasas de pobreza se registraron en las región Pampea-na, que fue de 35,3 por ciento, con una baja 6,8 puntos en la comparación con el semestre anterior y de 2,9 puntos interanuales.

La siguiente fue la Patagónica, que con una tasa del 31,5 por ciento cayó 2,9 puntos semestrales y 3,7 en la medición interanual.

La región con mayor tasa de pobreza fue la de Cuyo, con un porcentaje del 42,7 por ciento -fue la única que superó el 40%-, mientras que registró un incremento de su tasa respecto al semestre anterior del 1,2 puntos y con relación al mismo semestre de 2020 subió 1,9.

Kulfas destacó la baja de los índices, pero dijo que “no es para festejar”

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó ayer la baja de la pobreza, pero consideró que "no es para festejar" porque sigue siendo "altísima".

"Es importante destacar una baja en la pobreza, que está en 37,3% de las personas y el 28% de los hogares. Es decir que bajó de 40,4 a 37,3. Son 3 puntos de baja de la pobreza, estamos hablando de cerca de un millón de argentinos que salieron de la pobreza".

Durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, subrayó: "No es para festejar, porque sigue habiendo una proporción altísima de argentinos bajo la línea de pobreza, pero sí destacar que el camino emprendido está dando resultados".

"Estamos creciendo, estamos generando empleo, estamos sacando a muchísima gente de la pobreza y lo hacemos sobre la base de más producción nacional, más trabajo argentino y estamos exportando más", puntualizó.

En ese sentido, el ministro de Desarrollo Productivo explicó: "Cuando dije queremos sacar a un millón de argentinos de la pobreza, no es un número al boleo, sino que es justamente planificar metas creíbles".

"Era muy lindo hablar de pobreza cero, pero con qué base lo decían. Tenemos que trabajar en metas razonables, creíbles, que nos unifiquen a todos en este gran objetivo de que haya cada vez menos argentinos bajo la línea de pobreza", apuntó Kulfas al hacer alusión a la gestión del expresidente Mauricio Macri.

En ese marco, el ministro aseguró que la Argentina "está saliendo de la doble crisis", en referencia a la pandemia de coronavirus y a los efectos de la gestión macrista, aunque identificó "problemas significativos por la situación internacional en materia de precios, costos e inflación".

Al presentar detalles del Plan Argentina Productivo 2030, que se debatirá entre abril y agosto en 30 discusiones de trabajo en todo el territorio, Kulfas indicó que en los últimos dos años el país recibió más de 1.200 proyectos de inversión en distintas etapas de ejecución por US$ 53.000 millones en sectores como las energías, las minerías y desarrollos productivos.

En esa línea, explicó que la Argentina "tiene un programa económico claro, con política fiscal, de acumulación de reservas y de déficit" y dijo que se trata de "un plan a largo plazo" que "siempre lo tuvo" y que quedó sustentado "en el acuerdo" con el Fondo Monetario Internacional.

Por último, rechazó las proyecciones que indican que la inflación para este año podría rondar el 65%, al afirmar que "no hay una proyección de ese nivel". Argumentó que "la guerra generó un impacto adicional" en la suba de precios, aunque aclaró que de la inflación interanual del 52% "hay un 12% por el contexto internacional y el resto es todo nuestro".