Villa María | pozo | Cooperativa | Agua

Perforan el segundo pozo para captar agua en el 2021 y proyectan 20 más

Junto con el realizado en el bulevar Sarmiento suman una inversión de diez millones de pesos. Asimismo, el Municipio y la Cooperativa 15 de Mayo dieron a conocer que las próximas excavaciones serán sobre 15 hoyos existentes y 5 serán nuevos

Entre el Municipio y la Cooperativa de Agua 15 de Mayo están llevando a cabo el segundo pozo para captar agua en lo que va del 2021.

En tanto, este como el que fue realizado con anterioridad en el bulevar Sarmiento conllevaron una inversión mayor a los diez millones de pesos.

Asimismo, anunciaron que pronto trabajarán en un tercero que estará ubicado en el predio de la Universidad Nacional e Villa María (UNVM). También, los presentes destacaron que planifican la perforación de 20 más con esta nueva tecnología implementada.

En tal sentido, aclararon que 15 son pozos que ya existen y están en funcionamiento. En cuanto a los 5 restantes, remarcaron que serán nuevos.

Por lo que se pudo saber, estaba prevista la culminación de la obra dentro de 25 días, lo cual dependerá de las condiciones climáticas.

Obra

El intendente de la ciudad, Pablo Rosso, afirmó que la obra es de “vital importancia” para los villamarienses. En este marco, destacó que admira el compromiso de la Cooperativa en continuar ante el contexto sanitario reinante.

En torno a la perforación supervisada ayer como las que vendrán, el máximo mandatario de la ciudad señaló que se encuentran en el marco de la plan 2030 presentado por la Cooperativa y que se desarrolla de manera articulada con el Municipio.

Sobre la proyección, expuso: “Tiene que ver con la captación de agua que sea de calidad y que sea suficiente, la cual, debemos utilizar responsablemente”.

También recalcó que la Cooperativa trabaja con “tecnologías modernas” para llevar a cabo las perforaciones que poseen un menor impacto ambiental.

En sintonía, destacó que “la planificación constante” que llevan a cabo tiene que ver con “dotar a la ciudad de este elemento vital que es el agua”.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa 15 de Mayo, Alfredo Antonino, describió: “Es una perforación más, como la que se hizo en el bulevar Sarmiento, con una profudidad de 120 metros y tendrá como fin reforzar las cañerías que ya tenemos en la ciudad”.

Comentó que tras ser finalizada llevarán a cabo una cañería de nexo con el bulevar Cárcano para empalmar. Explicado esto, subrayó que permitirá “mejorar la calidad y servicio”.

Sobre la inversión, estimó que las dos perforaciones de este año superaron los diez millones de pesos.

“Prevemos más perforaciones, hay un proyecto presentado juntamente con la Municipalidad en Buenos Aires para 20 más”, informó y continuó. “De esta manera, reemplazar 15 de todas las viejas que están y 5 nuevas. En poco tiempo se llevará a cabo una nueva en la UNVM”.

Tecnología

“No tienen nada que ver las perforaciones que está haciendo esta empresa con las que hemos hecho anteriormente, porque se implementan tecnologías muy importantes”, señaló Antonino.

Esta afirmación fue acompañada por el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira, quien ratificó que se trata “de lo último” en esta materia.

En este marco, ejemplificó que la empresa cuenta con un equipo de rayos gamas para hacer mediciones en el pozo que permiten ver los acuíferos.

Confirmó que esta técnica da a conocer cuál es la condición de cada uno, permitiendo seleccionar a los que se encuentran en mejores condiciones para la explotación.

Al respecto, el subsecretario de Ambiente, Obras y Servicios Publicas, Germán Tissera, detalló que se trata de “una tecnología que es menos invasiva”, ya que, “ generalmente, las perforaciones realizadas en la región son utilizadas para lodo bentonítico”.

Sobre este material, señaló que es parecido al barro y genera taponamiento en las acuíferos que deben trasladarse.

“El agua se mueve de manera capilar entre las diferentes partículas que son muy finas. No es el mismo contexto que un agua superficial sino que se tiene que mover en sectores muy pequeños”, precisó. En consecuencia, advirtió que ese barro se utiliza para contener la pared y que no se cierre el pozo que se va a perforando, siendo allí, se generan esos taponamientos.

A diferencia de lo explicado, mencionó que en estas dos obras se está implementando “un agente viscosante”, un biodegradable que desaparece en 48 horas.

“El aporte sigue siendo el mismo, donde este dispersante es muy importante”, señaló.

En torno a la medición realizada mediante los rayos gamas, enfatizó que permiten identificar entre diferentes partículas a través de radiación.

Allí, según garantizó, se podrá ver cuáles son los sectores más óptimos para colocar los filtros donde ingresa el agua.

Al respecto, dio a conocer que esta herramienta es fundamental debido a que “el pozo no es de forma continua, por lo que es agregado un caño ciego porque no tiene ingreso de agua, sino que va intercalado con caños por donde ingresará el agua al pozo”.

“La idea es darle mayor sostenibilidad al acuífero y utilizar las capas que posean menor posibilidad de tener agentes externos porque estamos haciendo una perforación dentro de un entorno urbano y la planificación es que dure al menos 30 años”, exteriorizó.

Replanteamiento

El subsecretario aseguró que trabajan en un replanteamiento del sistema que posibilita la llegada de agua y su calidad.

“Necesitamos optimizar el sistema que en algunos sectores ya tiene 60 años desde la primera vez que se hizo una perforación”, exclamó.

Asimismo, sostuvo que la otra intención es reducir el consumo de agua por parte de los vecinos villamarienses.

“La ciudad es una de las que más consumen agua en la provincia, siendo que no estamos en una zona árida”, enfatizó.

El objetivo, según dijo, es optimizar y evitar accionares de emergencia.

Para finalizar, Regueira hizo hincapié en que los pozos viejos siguen funcionando hasta que sean realizados los nuevos.

En este sentido, indicó que la perforación de ayer será complementada con la que existe en el bulevar Cárcano hasta poseer un pozo que adicione la misma cantidad de agua.

En efecto y en relación con lo dicho por Tissera, cerró: “La intención es que por ahora funcionen hasta que tengamos la totalidad de pozos que solicitamos y que lleva a cabo la cooperativa”.