Río Cuarto | Precios Máximos | Secretaría de Comercio Interior | Precios

Almacenes y autoservicios, sin precios y sin congelamiento

Los comercios de cercanía no reciben de los proveedores los productos incluidos en la canasta del Gobierno. Pero, además, esta semana tampoco les enviaron las listas de precios de todos los demás artículos que venden

Los almacenes, autoservicios y pequeños supermercados de la provincia no sólo no están aplicando el congelamiento de precios porque no consiguen los productos a los valores que fijó el Gobierno sino que, para aumentar la confusión, esta semana ni siquiera han recibido de los proveedores las listas que cada siete días les sirven para determinar si hubo o no aumentos y en qué artículos.

Es decir, por ahora los comercios de cercanía, donde según el Centro de Almaceneros de Córdoba se concentra el 64 por ciento de las ventas, no tienen precios de referencia.

“No sólo que ningún proveedor sabe nada del congelamiento de precios, que ninguno tiene nada, sino que las listas todavía de precios de todas las semanas no han llegado. Creemos que es fruto del desconcierto que tienen sobre qué deben hacer”, manifestó Germán Romero, director general del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba.

La confusión alcanza a todos los artículos y no sólo a los 1.432 que están comprendidos en el congelamiento.

Por otro lado, los almacenes de Córdoba no han podido acceder a los precios fijados por el Gobierno en la canasta definida para tratar e contener los valores de la canasta alimentaria.

Según la resolución 1050 que emitió la Secretaría de Comercio Interior que conduce Roberto Feletti, el congelamiento de precios no debería limitarse sólo a los grandes supermercados sino extenderse también a los comercios de barrio. Sin embargo, hasta ahora ese artículo permanece sin cumplirse.

“Para nosotros, que representamos a almacenes y autoservicios, el progama no está vigente. No hay una directiva de quién puede tener estos productos a esos precios, no hay mayoristas que los tengan. Es inexistente en este sector comercial. Más allá de que seguimos el paso a paso de lo que ocurre en los supermercados, no sabemos que en Córdoba el programa haya tenido impacto alguno”, manifestó Romero.

Y agregó:“No hemos tenido ningún contacto con nadie del gobierno nacional. Nadie de la Secretaría de Comercio Interior se ha comunicado con nosotros o con alguna entidad de las otras provincias. Si lo hubieran hecho, eso nos llevaría a pensar que hay un interés en que los almacenes formen parte. El artículo 1 de la resolución 1050 contiene a los almacenes y autoservicios pero no se ha cumplido nada. No hay forma de saber nada:nadie de la industria ni del gobierno se ha comunicado con nosotros o ha dado a entender cómo se aplicará un programa en un sector tan importante como este;el 64 por ciento de la gente compra en almacenes y autoservicios”, declaró el director general del Centro de Almaceneros.

El plan para congelar los precios señala que el consumidor debe encontrar un artículo al mismo valor ya sea que lo compre en un supermercado o en comercio de su barrio. “Eso es totalmente inviable. Está claro que un supermercado compra en gran volumen directamente a la industria y que un almacén tiene que filtrar por un intermediario. Ya es descabellado pensar que haya un solo precio y a eso lo objetamos desde la primera hora. Es decir, esto muestra que hay desconocimiento en cuanto a la cadena de comercialización. Sería muy bueno que el almacén tuviera el mismo precio que el supermercado pero no creemos que vaya a ocurrir. Lo grave es que se pretende responsabilizar de la inflación a quien no tiene la culpa y, además, generar un enfrentamiento entre los comerciantes y sus clientes porque van a venir a buscar precios que no podemos ofrecer”, indicó Romero.

En cuanto a las sanciones con las que advirtió Feletti para los comercios que no cumplan con los precios máximos, el director del Centro de Almaceneros opinó que no puede controlarse algo que no existe. “Si vinieran los inspectores les pediríamos ayuda para instrumentar el programa. ¿Qué van a controlar?¿Sobre qué? ¿Cómo van a controlar algo a lo que no podemos acceder”, señaló.

La mitad de los productos debería venderse a pérdida

Si se guiaran por la última lista de precios que recibieron los proveedores, los almacenes y autoservicios de Córdoba deberían vender a pérdida más de la mitad de los productos que se encuentran en la canasta de precios máximos definida por el gobierno nacional.

El dato surge de un relevamiento realizado por el Centro de Almaceneros de la Provincia, que detectó que más del 50 por ciento de los 1.432 artículos tienen para los comerciantes un costo superior al que deberían comercializarlo.

“Hemos hecho una revisión profunda del listado y más del 50 por ciento de esos productos, el almacenero los compra a precios más caros de lo que deberían venderlos hasta el 7 de enero de 2022. Obviamente, no podemos vender más barato que el precio de compra. Significaría ir a pérdida en un gran porcentaje de nuestras ventas”, manifestó Germán Romero, director general del Centro de Almaceneros de la provincia de Córdoba.

Desde esa institución señalan que el programa de precios congelados repite una limitación que sostuvieron los anteriores:están pensados y ejecutados para Buenos Aires. “Se repite lo mismo de siempre. Cuando se lanzó el Súper Cerca tuvimos una reunión con Paula Español, que entonces era secretaria de Comercio Interior, y nos garantizó que iba a instrumentarse un mecanismo para el interior pero no pasó nada. Este programa es igual:está ideado en Buenos Aires, pensado para Buenos Aires y aplicado allá aunque el resultado también es dudoso”, indicó Romero.