Internacionales | Precios | Reino Unido | aumento

Reino Unido: la inflación subió 9% en abril, recórd en 40 años

El costo de la vida en el Reino Unido subió 9 por ciento interanual en abril y registró así un récord en 40 años, debido esencialmente a los precios de la energía.

A fines de marzo la inflación fue de 7% interanual, precisó ayer la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) en su informe mensual.

La ONS destacó que la cifra de abril es la más alta desde que existen estadísticas sobre inflación en el país, 1989, pero según estimaciones este índice "debe haber sido el más elevado desde 1982".

"La inflación subió con fuerza en abril, impulsada por un brusco aumento de los precios de la electricidad y el gas" debido a un incremento en el límite gubernamental a las tarifas, comentó Grant Fitzner, economista jefe de la ONS.

"También continuaron los abruptos aumentos interanuales del costo de los metales, los productos químicos y el petróleo crudo, así como los precios más altos de los productos que salen de las fábricas", añadió.

En un comunicado, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, afirmó que "los países de todo el mundo se enfrentan a una inflación creciente" y explicó que la inflación de abril en el Reino Unido procede de la energía, impulsada por los precios en los mercados mundiales.

"No podemos proteger a la gente por completo de estos desafíos globales, pero estamos proporcionando un apoyo significativo donde podemos, y estamos dispuestos a hacer más", añadió.

El lunes, el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, había calificado la situación de "apocalíptica" para los precios de los alimentos y advirtió que la inflación, que se prevé supere el 10% a fin de año en el Reino Unido, podría ser más alta si Ucrania no consigue exportar sus cosechas.

A comienzos de mes, el Banco de Inglaterra (BoE) elevó nuevamente las tasas de interés del Reino Unido a 1%, el nivel más alto desde 2009, desde el 0,75%, en su cuarto incremento consecutivo desde diciembre último, en un intento de contrarrestar el aumento de los precios.

El aumento de los precios obliga a muchas familias a reducir sus gastos en comida para pagar la calefacción, en una espiral de creciente crisis.