Deportes | predio | obra | infraestructura

Asociación Española presenta un nuevo predio "monumental"

El presidente Walter Torres consideró que "el año que viene trasladaremos toda la actividad futbolística, y en un par de años soñamos con inaugurar las tres etapas. Nos interesa proyectar y jerarquizar nuestro deporte"

Asociación Española es una de las entidades más añejas de la ciudad. Lo curioso es que su crecimiento no se detiene.

Walter Torres, su actual presidente, tiene una visión extraordinaria, y su impronta le aportó a los 132 años de rica histórica institucional, un fantástico desarrollo de infraestructura sin prisa, ni pausa.

Afirma que el secreto está “en la gente que me rodea. La que me legó la posibilidad de presidir una entidad que es orgullo de los habitantes de estas tierras y me enseñó el camino, como don Ricardo Mercadal. También la que me acompaña día a día. Para nosotros, los roles son fundamentales, saber delegar y escuchar es divino, hacer nuevos dirigentes es un objetivo permanente. Sólo estamos administrando una institución que es de los 1.500 socios, que nos aportan sus ideas, y nos dedicamos a trasladar esos sueños a realidad”.

Los sueños, sueños son, pero en Asociación Española están a la vista, y se hacen realidad.

Un estadio “monumental”

Mientras en ese paraíso que es el “Prado Español” se construye un soñado natatorio climatizado con pileta olímpica, mientras el proyecto de las cocheras en el Salón Alhambra ya es un hecho, a mil metros de la Fábrica Militar se edifica un nuevo predio deportivo de 18 hectáreas, que en principio se ideó para forjar un estadio de fútbol, pero dotará de una obra deportiva monumental a la ciudad.

En estos tiempos, es pura fantasía poder observar y recorrer el predio con el presidente agradeciendo a “mis pares, especialmente a Gustavo Ortega, quien es el arquitecto a cargo de esta obra”.

Un estadio de fútbol moderno, con capacidad para 10 mil personas, ya está en marcha. Allí se inicia el recorrido, con 2 vestuarios enormes entre el amplio pasillo que dará lugar a la salida a la cancha de los futbolistas, con otros 2 vestuarios, más otro para árbitros.

Con material de primera línea, se observan dos tribunas de cemento (con más capacidad que la principal de Plaza Ocampo, a las que se sumarán otras dos, detrás de cada arco), las baterías de baños para damas y caballeros. Arriba, un sector reservado para cabinas de periodistas y palcos. Detrás, un salón de usos múltiples, y en otra ala, un pasillo que separa al salón de una confitería, secretaría y administración. En un primer piso se edificará un albergue para no menos de 80 deportistas. La iluminación, con cableado subterráneo, y el riego ya están en funcionamiento.

Presentan un gigantesco predio

Hay mucho más para contar. El portón de ingreso principal al predio tendrá una calle que dividirá toda esa infraestructura gigantesca, de las dos canchas de baby fútbol. Hacia el fondo se edificarán dos canchas auxiliares, 18 de tenis y un campo de hipismo, pero está en estudio edificar otro salón de usos múltiples con medidas acordes para realizar deportes como handball, vóley, básquetbol, futsal.

Torres afirma que “ya podríamos inaugurar una canchita de fútbol como la que tenemos actualmente, pero nos interesa dotar a la ciudad de un gran predio con un estadio de fútbol, con material de calidad. Eso jerarquizará nuestro deporte. Y eso es lo que nos proponemos en todas las disciplinas del club”.

Resalta que “hace años ingresé a la dirigencia de Española de la mano del fútbol, pero no para hacer un club de fútbol, sino para sumar proyectos a una entidad de tanto prestigio. Eligiendo los momentos y el apoyo para edificar”.

Siempre “reivindicando a la dirigencia anterior, a la que me rodeó, y a la que me acompaña. A todos les transmito lo mismo: no necesitamos hacer pequeñas obras para salir en la foto cortando las cintas, sino obras que perduren en el tiempo, proyectando a 20 años. Si yo no termino esta obra, habrá otros dirigentes que la continuarán, porque es una obra a futuro”.

Resaltó que “hace 6 años compramos este predio, porque era una necesidad imperiosa la que teníamos de mejorar la infraestructura para el fútbol, que gestamos con un grupo de amigos en ‘El Prado’ hace más de 20 años”.

Indicó que “fue desarrollándose el proyecto y agregando más disciplinas al fútbol, como las canchas de tenis, que hoy tiene un presente extraordinario en El Prado”.

Destacó que “se sumó un grupo de gente nueva e inédita para Española, que es gente de hipismo. Por ello, proyectamos un lugar específico en la tercera etapa”.

Un crecimiento fantástico

Torres cree que “debatiendo se enriquecen los proyectos. No hay motivos para negarse a pensar diferente, mientras alguien proponga infraestructura superadora para la entidad. Los deportistas se jerarquizan con estas obras”.

Afirma que “hemos podido concretar obras importantes en los últimos años. No nos sorprende porque trabajamos para eso, pero sí haberlas hecho en tiempos tan difíciles. La masa societaria avala cada obra realizada. Enorgullece”.

Destaca que “el esfuerzo de la familia de Española nos da fuerzas para concretar más y más obras”.

No quiere apresurarse, pero se sumaría un salón de usos múltiples con participación del Instituto Bernardino Rivadavia. Claro que habrá más propuestas. “La infraestructura base de la primera etapa consta de 3 canchas de fútbol grande, y dos canchas de baby. Dos en formato de estadio, y 3 auxiliares. Hay más de 20 personas trabajando diariamente en esa primera etapa de la obra, desde herreros, albañiles, cloaquistas, electricistas, especialistas en riego, más toda la gente de seguridad. El avance es importante. El progreso se observa en tiempo y forma”.

Señala que “compramos esta tierra, en las que iba a realizarse un frigorífico de la CoCar (Cooperativa de Carniceros). Nos entusiasmó. Ingenieros y arquitectos coincidieron en que era el lugar ideal, porque se podía refuncionalizar lo construido, y había espacios para sumar nuestros sueños”.

Explicó que “Gustavo Ortega fue el artífice de recuperar espacios, y darle su impronta para crear y optimizar espacios para canchas, tribunas, áreas de servicios, baterías de baños, secretarías, la recepción, el estacionamiento, albergue, el riego y la iluminación”.

Aclara que “falta mucho. El costo es muy superior al estimado, y es imposible hablar de cifras. Priorizamos la calidad sobre la premura, porque es una gran obra a futuro”.

Insiste en que “presentaremos un complejo deportivo, no una cancha de fútbol, por eso no es fácil, ni rápido. Tampoco fue fácil el proyecto de complejo de cocheras en el Salón Alhambra, ni el Museo en la Casa España, ni la pileta climatizada en “El Prado”. Lo que iniciamos hoy con esta dirigencia, puede y debe terminarlo otra dirigencia que se sienta parte tanto como la nuestra. Aspiramos a terminar en 2024, pero los dirigentes debemos proyectar el futuro de una institución para los socios y también para la ciudad”.

El equipo está en la cancha, y se viene un predio “monumental”.

Española 2 nuevo predio.jpg