Villa María | presencialidad | escuela | Clases

A clases: las escuelas de Córdoba vuelven a la presencialidad plena

Casi 420 mil alumnos tienen la posibilidad de tener clases todos los días en la Provincia. Directivos de los establecimientos educativos de Villa María fijaron sus posiciones de la vuelta en diálogo con Puntal

De regreso a la escuela. Córdoba volverá paulatinamente a la presencialidad plena, en escuelas estatales y privadas que puedan garantizar la aplicación de los protocolos.

Casi 420 mil alumnos tendrán la posibilidad de tener clases todos los días en la provincia. “Este número es muy significativo porque representa el 74 por ciento de la matrícula estatal, cuyo total son 566.793 estudiantes en los niveles inicial, primario y secundario”, dijo el ministro Walter Grahovac la semana pasada.

Puntal Villa María dialogó con referentes educativos de la ciudad que plasmaron sus sensaciones ante la vuelta. ¿Cómo se prepararon?, ¿todas las escuelas tienen las mismas capacidades?, ¿están de acuerdo con la decisión?.

Liliana García, directora de la Escuela Juana Manso, expresó: “La decisión de volver todos es muy importante, lo necesitábamos. No hay mejor lugar para que los estudiantes aprendan como es el aula dentro de la escuela, como espacio físico y presencialidad”.

Además, García agregó que: “Creo que tenemos que ir despacio teniendo en cuenta y evaluando cada institución sus posibilidades para poder seguir trabajando dentro de un protocolo indicado para evitar contagios y trabajar como hasta el momento”.

-¿Han tenido casos dentro del establecimiento?

-En la escuela venimos muy bien, hemos tenido casos de virus pero siempre se ha dado en semanas que no les tocaba concurrir. No hubo ni un solo contagio dentro del establecimiento. No todas las escuelas de la ciudad son iguales, esa es una realidad. Es una situación donde dependemos de las valoraciones del sistema de salud y por ahora va bien.

En el mismo sentido, Cecilia Bazzanella, directora del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia, expresó: “Se ha analizado con mucha responsabilidad la situación a partir del Consejo Federal que estableció las pautas para el regreso a la presencialidad plena como así también la Provincia de Córdoba con las palabras del ministro de Educación Grahovac. Creo que si las condiciones epidemiólogicas acompañan es una decisión importante”.

También puntualizó: “Poder garantizar el vinculo pedagógico es necesario. Si bien hay un gran trabajo en las escuelas, hay estudiantes que se van a ver beneficiados con la presencialidad plena más allá de que sean tres meses.

La decisión nos convoca a los docentes y y directivos a retomar ese vínculo y acompañamiento de siempre en la trayectoria de los estudiantes. Es muy valioso retomar la presencialidad con el cumpliento de las pautas necesarias”.

Sobre cómo será la situación en la ciudad explicó: “Cada establecimiento tiene una cuestión propia. Hay que garantizar el cuidado. En ese marco hemos venido trabajando, la escuela es grande y en todos los niveles ante la circunstancias de positivos o contactos estrechos tomamos las medidas.

Y al tener una propuesta sincrónica al tener un caso, el grupo pasaba a tomar las clases por zoom. Es decir que desde marzo teníamos las burbujas y el resto continuaba las clases desde la virtualidad. No obstante hemos tenido casos de alumnos y docentes. Por suerte estas últimas semanas ha disminuido y nosotros no hemos tenido casos”.

-¿Cómo será la logística del regreso?

-Nosotros lo haremos en forma gradual. Iniciamos con tercer año y con sexto, que ya en realidad habíamos hecho un avance con cuatro cursos que ya venían de manera completa y los otros cuatro en burbuja y una parte en el hogar. En este caso lo haremos todos.

Tenemos un proyecto llamado “Conoce y Postula” y que trata del acompañamiento de los jóvenes de tercer año para la elección de las orientaciones. Esto se hará con los padres y también con los alumnos de sexto año que comparten el edificio. Luego incorporamos a quinto y segundo año el día jueves y a la semana siguiente iniciamos con cuarto y primer año. Ahí nos quedaría la escuela completa”.

Para finalizar Bazzanella sostuvo: “Los chicos lo necesitan. Dejaríamos el zoom solamente cuando tengamos que aplicar el protocolo o situaciones especiales. La idea es que las familias vuelvan a la normalidad”.

Mariela González, directora de la Escuela Nicolás Avellaneda, dijo: “Sabemos que la presencialidad es importante para la trayectoria escolar de los chicos, que muchos aprendizajes de forma remota o virtual no se pueden desarrollar. De todas maneras las escuelas deberán analizar las características de los espacios para seguir cuidando los protocolos”.

Además agregó: Si bien se ha flexibilizado hay que seguir con los cuidados. Estimo que cada escuela analizará la situación teniendo en cuenta el norte con la presencialidad ampliada.

Por último, Marcelo Coppari, director de la escuela Manuel Anselmo Ocampo, comentó: “La decisión me parece apresurada. Nada nos costaba seguir igual hasta fin de año. Recuerdo que en este contexto el año pasado pasó lo mismo y siguió todo igual. Hemos tenido pocos focos, han sido grupos, básicamente tres, y lo hemos manejado bien”.

En cuanto a la logística que va a tener cada establecimiento, dijo: “La determinación será escuela por escuela, situación edilicia y voluntad de presencialidad. Nosotros hace tres semanas bajamos los grupos y sexto año prácticamente tiene presencialidad. Van a retomar primer año y luego los terceros”.

Para finalizar, Coppari mencionó: “La escuela sigue siendo la última en ser habilitada. Hay fútbol, costanera, comparten cosas, hay un juzgamiento a las escuelas, cuando está ejemplificado que no hay contagios”.

La presencialidad plena es un hecho en la ciudad. Los cuidados siguen siendo los mismos.

MAO2.jpeg