Villa María | presencialidad | provincia | docentes

Uepc y Sadop reclaman por el escaso número de docentes vacunados

Desde el sector público aseguraron que podría brindar otra perspectiva ante el pedido de considerar un cierre por algunas semanas. En el caso del privado, que la inmunización está siendo lenta pero apuestan por la presencialidad

Los docentes fueron considerados grupo esencial, más aún tras la decisión en todo el país de retornar a las aulas. En este sentido, desde Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc) y Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) reclaman por “la escasez” de educadores inmunizados hasta el momento.

En este sentido, el titular de Uepc en el departamento San Martín, Carlos Andrada, manifestó: “Son contados con los dedos de una mano los docentes que han cumplido con el ciclo completo de la vacuna y todavía son muchísimos los que no han recibido ni siquiera la primera dosis”.

Al hecho lo relacionó con el pedido que están llevando a cabo. Describió que consiste en “hacer un paréntesis” a las clases presenciales tras un planteo que realizan desde el sector público por parte de quienes se desempeñan en las aulas.

“La vacuna no ha sido efectiva hasta el momento. Nosotros no responsabilizamos a la Provincia y a la Nación, sabemos que es un problema en el mundo”, destacó y continuó: “Si estuviéramos todos los docentes inmunizados sería otra la perspectiva”.

Por su parte, el titular de Sadop también en la seccional San Martín, Edgardo Blangetti, aclaró que la mayor cantidad de educadores apuesta por la presencialidad porque son cumplidos los protocolos. Sin embargo, dijo que “el problema” está siendo la colocación de dosis.

De esta manera, expuso: “Es muy lenta y son muy pocos los docentes que han sido inmunizados, entonces ese es un punto bastante complicado”. Al respecto, comentó que volvieron a plantear ayer ante el Ministerio de Salud de la Provincia que “se les dé mayor prioridad” a los formadores para que ser inoculados “lo antes posible”.

Presencialidad

Sobre mantener las clases presenciales, Andrada sostuvo que la situación epidemiológica varía día a día. Por este motivo, precisó que solicitan al gobierno de la provincia de Córdoba “revisar algunas posiciones que parecieran ser inflexibles porque lamentablemente el ritmo de la pandemia es vertiginoso y alarmante”.

En torno a esta postura, ratificó: “Creo que hay una necesidad política sobre el regreso a clases porque hay un sector de la sociedad que cree que la presencialidad es vital. Nosotros decimos que es importante pero no a cualquier precio ni a cualquier condición”.

De esta manera, aseguró que el movimiento de la circulación de personas es el que impacta en el ascenso de contagios por más que los mismos no se den dentro de los establecimientos educativos. “No estamos pidiendo que se suspenda todo el año”, expresó y subrayó: “No va a ser una catástrofe ni un problema serio si se hiciera un parate por estas tres semanas”.

Por el contrario, desde el sector privado Blangetti afirmó: “Nosotros insistimos con la presencialidad porque estamos viendo que el porcentaje de infectados es muy mínimo en los colegios, viene desde afuera”.

En consecuencia, indicó que los casos reportados “son por reuniones clandestinas”. “Directamente en el colegio no hay, por eso nosotros seguimos insistiendo en esta modalidad”, apuntó. Asimismo, señaló que continuar de esta manera permite al docente trabajar el tiempo correspondiente, a diferencia de la virtualidad, en la que debieron desempeñarse “muchísima mayor cantidad de horas” en 2020.

“Siempre recalcamos las normas de bioseguridad y todos están desarrollando sus tareas con todos los cuidados”, dijo y agregó: “Distinto es el problema que está teniendo el sector público, donde faltan elementos y deben pagarlos los docentes de sus bolsillos”.

Burbujas

Sobre los grupos establecidos para ingresar a las aulas, Blangetti garantizó que están “trabajando bien”, según los detalles brindados en diferentes diálogos con sus compañeros. “No son muchas las que se han aislado y siempre fueron por problemas por fuera de la institución. Los demás se han desarrollado correctamente hasta ahora”, remarcó.

Sobre el tema, Andrada argumentó que están siendo activadas en todas las escuelas y que “han generado dentro del seno de cada institución un problema distinto”. Al mismo tiempo, que el estudiantado incumple juntándose por fuera de la escuela. Incluso que en algunos cursos están ambas burbujas aisladas. “Es una situación excepcional, de esto se va a hablar dentro de muchos años pero en este ínterin estamos padeciendo, porque fallecen compañeros y ya son varios”, exteriorizó.

Para finalizar, consideró que podría existir “un anuncio importante de Nación que les dé el paragua a los gobernadores que no quieran gastar el costo político y que se revise esta situación por un par de días o semanas” y que “las provincias no tendrán margen para negarse”.