Política | Presidente | Hoy | familia

El Presidente reivindicó el rol de las madres durante la pandemia y anunció que esperan un varón

"Es un día especial también para mi, para mi familia. Como saben, junto a Fabiola, vamos a ser padres. Hoy sabemos que será un niño", dijo el mandatario.

El presidente Alberto Fernández reivindicó ayer el rol de las madres durante la pandemia, puesto que "han aguantado el peso más duro", especialmente "con los chicos, mientras trabajaban y cuidaban de todos", en un mensaje con motivo del Día de la Madre donde además anunció que "será un niño" el hijo que espera con la primera dama, Fabiola Yañez.

"Argentina está en deuda con sus madres. Ellas han aguantado el peso más duro de la pandemia, en especial con los chicos, mientras trabajaban y cuidaban de todos y ellas han sostenido a las familias y al país", escribió el primer mandatario en su cuenta oficial de la red social Instragram.

En ese marco, añadió: "Han sufrido, a veces de manera irreparable, pero su amor y su determinación nos han mantenido. Solo una madre sabe el valor de luchar por la vida. Ellas han sido un ejemplo de resistencia. Ellas son un ejemplo de recuperación".

"Ahora, que empezamos a recuperar nuestra vida, ahora que volvemos a abrazarnos en su Día, ahora que podemos volver a decirles presencialmente que las queremos… ahora es el momento de decirles, también, gracias, muchas gracias por todo y por tanto. Argentina está en pie por ellas y avanza con ellas. Sí, gracias por tanto", continuó.

Sobre el final del mensaje, anunció el sexo del hijo que espera con su pareja: "Hoy es un día especial también para mi, para mi familia. Como saben, junto a Fabiola, vamos a ser padres. Hoy sabemos que será un niño. Nos hace muy felices decirles que nos amamos, que amamos a nuestro pequeño bebé, que amamos formar una familia en nuestra querida Argentina".

"Feliz Día de las Madres. Ustedes han sido un ejemplo que nunca olvidaremos y que nunca olvidaré", concluyó Fernández en el posteo acompañado por una foto en la que se ven las manos tomadas de la pareja presencial y el vientre de la primera dama.