Villa María | prisión | abuso | Tribunales

Condenan a un hombre que abusó durante 10 años de una persona de su círculo íntimo

Un hombre de 48 años que durante una década abusó sexualmente de una persona de su entorno familiar fue condenado ayer en la Cámara del Crimen de Villa María a la pena de 6 años de prisión.

Los hechos que se le endilgaron, y que fueron juzgados en una audiencia que se desarrolló a puertas cerradas, ocurrieron entre marzo del 2011 y el mismo mes pero de 2021, período en el que el agresor sexual fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

Este lunes el Tribunal, encabezado por el vocal Félix Martínez, consideró al imputado culpable de los delitos de “amenazas continuadas” y “abuso sexual con acceso carnal continuado”.

Participaron de la sesión en el quinto piso del palacio tribunalicio el fiscal de Cámara, Francisco Márquez, el secretario Walter Daniel Rodríguez y el abogado defensor Manuel Argüello. En tanto, la víctima de los aberrantes episodios no estuvo en la sala.

Otro abusador condenado

Durante la misma jornada otro sujeto de 61 años, oriundo de San Antonio de Arredondo pero domiciliado en esta ciudad, fue hallado culpable de delitos contra la integridad sexual de dos personas, quienes no compartían ningún vinculo con el abusador.

Fuentes judiciales dieron a conocer que los hechos contra estas dos personas se materializaron entre 2012 y 2020.

Por los delitos de “abuso sexual sin acceso carnal” y “abuso sexual con acceso carnal, calificado por ser cometido por un encargado de la guarda, en grado de tentativa”, el imputado fue condenado a la pena de 5 años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo. En el fallo, que corrió por cuenta de la vocal Eve Flores, se incorporó que el condenado deberá someterse a un tratamiento psicológico y psiquiátrico acorde a su problemática.

Segunda condena para un reincidente

En otro juicio que también se resolvió ayer fue condenado un vecino de Pozo del Molle de 40 años, identificado como Adrián Marcelo Peyrone, a la pena de 2 años de prisión de cumplimiento efectivo por hechos de “amenazas”, “coacción” y “desobediencia a la autoridad”, episodios que se dieron en julio y agosto del año pasado en la localidad donde reside.

Si bien se lo condenó a dos años de cárcel, por ser declarado reincidente deberá purgar un total de 5 años de prisión; esto, a raíz de que le revocaron la libertad condicional que gozaba por una condena anterior.

Del juicio participaron, además del fiscal Márquez, la jueza Eve Flores y el abogado Daniel Volpe, quien asumió la defensa del imputado Peyrone.