productor | Trabajo | Rural

A los 15 años lo hacían trabajar de peón a cambio de comida

Al productor de Pascanas le dieron 2 años por explotación laboral

AnuaLa condena a un productor rural que explotaba laboralmente a un chico de 15 años fue una de las noticias judiciales más relevantes en este accidentado 2020. El fallo del juez Emilio Andruet, de la Cámara Segunda del Crimen, fue replicado a nivel nacional por las particulares características del caso: R.N.R., tales son las iniciales del adolescente en cuestión, era obligado trabajar de sol a sol en un campo ubicado a 80 kilómetros de esta ciudad y, a cambio de su trabajo, no recibía dinero, sino comida.

El hecho salió a la luz el 24 de enero de 2017 cuando un inspector del Sindicato de Trabajadores Rurales y de la Estiba (Uatre) detectó que el pequeño peón estaba fumigando al borde de los alambrados de la estancia “El Caldén”, de Ucacha.

Por este episodio, el fiscal de La Carlota imputó del delito de explotación por trabajo infantil a Román Claudio Ardusso, oriundo de Pascanas, y al médico veterinario nacido en Laborde, Claudio Héctor Pedreira, encargado de la estancia “El Caldén”.

Pero sólo el productor rural fue llevado a juicio y condenado a 2 años de prisión en suspenso. Fue el 31 de julio, en un juicio abreviado en el que Ardusso reconoció que la única paga que recibió el joven eran las raciones de carne que Ardusso le entregaba a los padres que trabajaban allí como puesteros.

El abogado defensor del acusado, Mario Roberto Barale, acordó con el fiscal de Cámara Julio Rivero ir a un juicio abreviado que le permitió al imputado recibir una pena atenuada y así evitar el riesgo de una condena efectiva de prisión, pues la escala penal del delito de explotación del trabajo infantil arranca con un año de cárcel pero tiene un máximo de cuatro.

A diferencia del productor rural, el médico veterinario no reconoció su responsabilidad en el hecho y decidió ir a un juicio ordinario que probablemente se realice el año próximo.

A.F. Redacción Puntal