Nacionales | productor | presidente | Retenciones

Crece el malestar en el campo, que ya se declaró en estado de alerta

Rotondo, presidente de Cartez, señaló a Puntal que las nuevas medidas son "una falacia". Chemes (CRA) sostuvo que "el productor sale perjudicado" y Iannizzotto (Coninagro) dijo que las retenciones "nunca serán el camino"

El campo rechazó de plano el aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja que estableció el gobierno nacional y se declaró en estado de alerta.

Paralelamente, se conoció que la Mesa de Enlace está haciendo gestiones para plantear el reclamo ante los bloques parlamentarios del Congreso.

En diálogo con Puntal, el presidente de Cartez, Javier Rotondo, dijo ayer que las recientes medidas van a producir “un efecto de desincentivo enorme” y agregó: “Son las mismas recetas que dieron los mismos resultados”.

El dirigente ruralista dijo que se ataca al campo y no se buscan las soluciones de fondo que tienen que ver con “achicar el déficit y el gasto político”.

Sostuvo además que, con la medida en cuestión, “se trasladará el costo al productor” y no se soluciona el tema de la mesa de los argentinos: “Es una falacia”.

“Vamos a seguir defendiendo el sistema productivo de Córdoba y el país”, prometió. “Vamos a seguir defendiendo el sistema productivo de Córdoba y el país”, prometió.

Por su parte, el titular de CRA, Jorge Chemes, señaló que el campo está en estado de alerta. “Se sigue tomando el camino equivocado, del que hay que tomar. Uno pierde totalmente la confianza y evidentemente muestra la falta de interés por parte del Presidente (Alberto Fernández)”.

Y acotó que “esto perjudica al productor, porque la historia en la Argentina muestra que claramente los eslabones intermedios, cuando tienen algún ajuste en el precio, lo terminan transfiriendo al eslabón de la producción y el productor es el último de la cadena”.

Finalmente, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, expresó: “Reafirmo estar seguro de que las retenciones no fueron, no son y nunca serán el camino. No necesitamos guerra contra la inflación. Pedimos acuerdos”.

Y añadió: “Para salir adelante necesitamos unir esfuerzos y dialogar. La inflación se combate generando empleo y sobre todo promoviendo más producción en todas las economías regionales del país”.

Por último, la Mesa de Enlace sigue de cerca las asambleas de productores que se están haciendo en el interior del país por este tema.