Nacionales | programa | ministro | apoyo

Guzmán dijo que la inflación superará el 6% y ratificó el rumbo económico

El ministro de Economía reclamó un "apoyo político amplio y que no haya acciones que generen incertidumbre porque necesitamos construir credibilidad". Anticipó que "no se van a aumentar los derechos de exportación"

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó ayer que la "inflación de marzo será superior al 6%" y reclamó "apoyo político" para implementar el programa económico aprobado en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es necesario que la política macroeconómica tenga apoyo político amplio y que no haya acciones que generen incertidumbre porque necesitamos construir credibilidad", afirmó Guzmán.

"La decisión política es que no se van a aumentar los derechos de exportación", enfatizó el funcionario y enseguida lanzó un mensaje al gabinete económico: "Cuando se toma una decisión política es importante que los funcionarios no digan cosas que generan incertidumbre". No obstante, admitió que "es necesario encontrar un mecanismo para redistribuir la renta extraordinaria" y reconoció que están "buscando un mecanismo" para ello.

Guzmán puso el acento en la necesidad de "construir credibilidad" sobre las medidas que toma el Gobierno y reclamó "cohesión" dentro de la coalición gobernante para despegar dudas sobre la continuidad del programa económico.

Factores externos e internos

Planteó que "existen dos factores que explican la inflación hoy en la Argentina. Uno es un factor externo pero el otro es interno. En el primero, hoy el mundo esta viviendo el peor proceso inflacionario en décadas. Esto que está pasando con la guerra en Ucrania afecta a los precios de la energía, de los alimentos, de los metales y lleva a un aumento de precios.

Pero el segundo factor es el interno. Con el acuerdo de precios no se soluciona la inflación. Se necesita un programa económico y el apoyo político porque la economía funciona en un contexto de poder. Hay que construir credibilidad y calmar las expectativas con un apoyo político claro y eliminar las incertidumbres porque ahí es donde se agrava la inflación".

Consultado sobre su continuidad en el Gobierno, Guzmán respondió: "Eso es una obviedad. Hay un trabajo con el Presidente que se ve en la recuperación del trabajo y del empleo".

Como parte de la conversación el ministro reveló que el Presidente le manifestó su voluntad de “seguir adelante” con el programa que consideran que “es lo mejor para la Argentina” y remarcó que gestionarán “con la gente que está alineada con el plan económico del Gobierno”.

El jefe del Palacio de Hacienda se mostró enfático y dijo: “Las tensiones se generan por la falta de apoyo político. Lo importante es gestionar acorde con gente que esté alineada con el plan económico del Gobierno. Todos juntos gestionando un programa económico que acumule reservas. Hay que poder depender menos del financiamiento monetario. Esto es lo que transmitió el Presidente (Alberto Fernández)”.

Más adelante, Guzmán subrayó que "hoy la principal ocupación de la política económica es el problema de la inflación y asegurar que haya una recuperación de los ingresos reales. Es muy importante dar certezas del rumbo en lugar de generar dudas. La definición del Presidente es que acá hay un programa económico y ese es el rumbo. Por allí seguimos".

Al mismo tiempo tendió un puente con el secretario de Comercio, Roberto Feletti, quien lo criticó duramente la semana pasada.

"Yo coincido con Feletti en que la inflación se debe atacar con un programa y que las acciones que lleva adelante el secretario, con la canastas, es un complemento", señaló el ministro.

Acerca de las herramientas para paliar el impacto de la suba de precios, Guzmán subrayó la intención de que en paritarias "los salarios le ganen a la inflación".

No subirán las retenciones

Ante una pregunta sobre una eventual suba de las retenciones, Guzmán descartó esa posibilidad, pero admitió que se "está buscando un mecanismo para capturar la renta extraordinaria que se generó a partir de un shock que no tiene que ver con la inversión o la creación de empleo.

"La decisión política es que no se van a aumentar los derechos de exportación", aseguró el funcionario y enseguida lanzó un mensaje al gabinete económico: "Cuando se toma una decisión política es importante que los funcionarios no digan cosas que generan incertidumbre".

No obstante, admitió que "es necesario encontrar un mecanismo para redistribuir la renta extraordinaria por ganancias inesperadas" y reconoció que están "buscando un mecanismo" para ello.

El ministro resaltó que "está garantizada la seguridad energética en la Argentina pero hay una tendencia constante a generar ansiedad. Está asegurado un suministro de 14 millones de m3 de gas boliviano. Se trabajó con Brasil, que puso a disposición de la Argentina la disponibilidad de electricidad en volúmenes significativos. Si avanzamos en la producción de energía, tanto en Vaca Muerta como en energías renovables, vamos a poder bajar los costos para que la industria sea más competitiva. El gasoducto va a permitir conectar el norte con el sur del país y va a permitir producir más gas en Vaca Muerta y reducir los costos de producción".