Villa María | programa | acto | egresados

Jóvenes y adultos tuvieron el acto de graduación que la pandemia les negó

Después de 3 años de esfuerzo, 161 personas recibieron ayer el certificado que habilita sus estudios secundarios. El programa que dicta el Municipio desde 2017 cuenta con el aval del Ministerio de Educación de la Nación

Decenas de villamarienses que completaron sus estudios secundarios el año pasado recibieron anoche en el Salón de los Deportes el título que valida ese trayecto.

El Programa de Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos, lanzado hace cuatro años por el Municipio, ya tiene más de 350 egresados y egresadas. Dentro de ese cupo se encuentran las 161 personas que ayer recibieron sus diplomas.

Antes de que comience el evento, este medio dialogó con el secretario de Educación, Cultura yPromoción de la Ciencia, Rafael Sachetto, quien se mostró satisfecho por el camino recorrido a lo largo de estos cuatro años.

Sobre el programa en sí, el funcionario mencionó que se nutre de aquellos estudiantes mayores de 18 años que no pudieron por diferentes motivos culminar el secundario antes de esa edad. Al respecto, dijo que “la mayoría supera los 30, e incluso los 40 y los 50 años”.

La iniciativa, según reflejó Sachetto, ya tiene más de 350 egresados. En 2019, hubo dos cohortes que alcanzaron el objetivo, una pequeña y otra más nutrida. Entre las dos, sumaron más de 200 egresados.

Quienes ayer recibieron sus diplomas concluyeron el programa de terminalidad educativa en 2020, año cruzado de principio a fin por la pandemia.

El trayecto de esas 161 personas inició en 2019, cuando todavía la presencialidad era moneda corriente. Los dos primeros años transcurrieron dentro de las aulas. El tercero fue el más difícil. Llegó la pandemia y también la virtualidad.

“Pasar de la presencialidad a la virtualidad fue todo un desafío y una apuesta enorme, pero el equipo de docentes pudo estar ‘a tono’ con la circunstacia y logró el acompañamiento de todas estas personas que hoy son parte del acto de colación”, comentó el secretario.

El programa de terminalidad, realizado en conjunto con la Facultad Regional Villa María de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el Instituto Nacional de Profesorado Técnico, también dependiente de la misma casa de altos estudios, cuenta con el aval del Ministerio de Educación.

Sachetto explicó que la iniciativa se vale de “una pedagogía muy diferente a la que se puede implementar en una cursada regular”.

Sobre las particularidades del programa, mencionó que el acompamiento que llevan a cabo los docentes es “situado, personal y adaptado”.

“Se cristaliza el esfuerzo de años”

El funcionario municipal señaló que con el acto de graduación “se cristaliza un sueño muy esperado por muchos”. A su vez, dijo que en cada egresado o egresada “hay familias con hijos, hermanos, padres, madres e historias de vida que cumplen hoy con un ansiado objetivo”.

Sachetto celebró la existencia del programa. “Más allá de posibilitar la obtención de un título, genera expectativas y proyección, ampliando el horizonte de cada una de las personas que están cursando y terminan, quienes se dan cuenta de que pueden hacerlo y que son capaces”, evidenció.

Por último, reconoció el esfuerzo brindado por el personal que se puso al hombro el proyecto en todos estos años. Vale destacar que son 12 las personas que llevan adelante el programa, entre equipo administrativo y docente.

El acto

El acto se llevó a cabo con estrictos protocolos en el Salón de los Deportes, donde semanas atrás también tuvo lugar el Plan de Vacunación contra el Covid.

Para cumplir con las exigencias sanitarias, los presentes fueron distribuidos en diferentes sectores del salón. En el perímetro utilizado para las canchas se ubicaron egresados, egresadas y autoridades. En tanto, en las tribunas, estuvieron presentes las burbujas familiares.

El evento que inició minutos después de las 20 fue presidido por el intendente interino Pablo Rosso, quien estuvo acompañado por el secretario Rafael Sachetto; el presidente del Instituto Superior de Formación Técnica de la UTN, Sergio Bohn y el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill.

El momento más emotivo de la noche se lo llevó el discurso que brindó una de las flamantes egresadas, en el que se transparentó el esfuerzo realizado por cada uno de los vecinos que lograron el tan ansiado sueño.

Tras aquellas emotivas palabras, cada egresado fue invitado a pasar al escenario para retirar su diploma. Una noche para guardar en el corazón.