Regionales | protocolo | caso | aislamiento

Bell Ville cuenta con un protocolo especial que se aplica en geriátricos

El titular de Salud, Pablo Romero, especificó que si se detecta un caso sospechoso se busca aislar al paciente fuera de la dependencia. Descartó la efectividad de efectuar hisopados masivos sin frecuencia

El titular de Salud Municipal de Bell Ville, Pablo Romero, especificó que existe un apartado especial en el protocolo general de la pandemia que aplica el COE local con relación a los geriátricos que existen en la ciudad. Las declaraciones fueron realizadas en el marco de una conferencia de prensa, luego de detectarse en las últimas jornadas un incremento de casos de Covid-19 en dichos espacios en diferentes puntos del país.

Al respecto, Romero explicó que el apartado específico se da en función del riesgo de las personas institucionalizadas, “por su edad y justamente por vivir internadas en una institución”. Y aclaró que se hizo hincapié en “la revisión de las visitas, que es algo que se venía aplicando en los geriátricos”. “Además le agregamos el control de temperatura frecuente a los internos y al personal”, sostuvo con relación a las últimas acciones llevadas a cabo en dichas entidades.

Destacó que en caso de detectarse temperatura elevada se debe dar “comunicación inmediata al COE local ante la aparición de algún caso que presente síntomas, tanto en el personal como en internos. A partir de ahí se desencadena según protocolo un procedimiento tendiente a aislar a la persona con síntomas. Se realiza el test diagnóstico, que es el hisopado, a los fines de determinar a la brevedad si tiene Covid-19”.

Precisó que, con relación a los pacientes, la idea es que estén aislados ante la aparición de síntomas. “A partir de ahí, si no se puede hacer en el geriátrico, que en teoría por lo que inspeccionamos los geriátricos no estarían en condiciones de hacer ese aislamiento, entonces el paciente se traslada hasta una institución y permanece aislado a la espera del resultado del hisopado”.

En cuanto a la posibilidad de efectuar hisopados masivos en geriátricos, que incluyan no sólo a los pacientes sino a quienes desempeñan tarea, el médico detalló que para ello es necesario analizar diferentes cuestiones, entre ellas “el costo de efectividad”. “Puedo hacerle a una persona ahora y me da negativo, pero mañana la persona tiene fiebre y se contagió horas después del hisopado”, entendiendo que el tipo de análisis “nos da el resultado de ese día”.

Incluso, consideró: “Con ese criterio, para tener certeza de que el personal de salud, ya sea el que trabaja en geriátricos, hospitales o clínicas, no tenga Covid-19 deberíamos hisoparlos todos los días, lo cual en la práctica es inviable. Un solo hisopado no va a traer beneficio y lo mismo ocurre con los internos –de los geriátricos-. Se puede hacer una vez y a los dos días tener un resultado totalmente distinto”.

Calificó a los hisopados masivos como una medida que no es fácilmente aplicable, “sino que requiere de un análisis mayor”. “Si se va a hacer tiene que tener una frecuencia y periodicidad, porque en la práctica no nos va a servir”, recalcó.