Villa María | protocolo | jardines | reunión

Propietarias de jardines maternales, "un poco más esperanzadas" tras una reunión con concejales

La titular de Hakuna Matata, Carolina Cuajares, manifestó que se sintieron escuchadas y entendidas. El Deliberante se comprometió a emitir una resolución

Representantes de jardines maternales fueron recibidas ayer por el presidente del Concejo Deliberante, Carlos De Falco, y los presidentes de Bloque, Karina Bruno, Verónica Vivo y Daniel López. Allí manifestaron la realidad del sector, la importancia de retomar su actividad y pidieron la lectura de su protocolo.

En este sentido, la propietaria de Hakuna Matata, Carolina Cuajares, expresó: “La reunión fue muy respetuosa, nos han escuchado un montón y nos han entendido, cosa que hasta ahora no había pasado”. Al respecto, mencionó que desde abril esperan que esta situación tuviera lugar y que el encuentro fue impulsado tras el accionar de los gastronómicos.

Sobre la reunión, manifestó: “No salimos con propuestas concretas pero sí un poco más esperanzadas de que alguien nos escuchara, nos entendiera”.

Reunión

Fueron 10 las titulares del sector que se hicieron presentes en el Legislativo, por entonces, Cuajares mencionó que allí los ediles se comprometieron a analizar el protocolo y accionar en las próximas semanas.

En torno a la respuesta, Cuajares narró: “Nos dijeron que iban a llevar a cabo ellos otra reunión entre todos los concejales para plantear nuestra situación y ver hacía dónde dirigir esto para poder ayudarnos de alguna manera”.

En el encuentro, ambas partes conciliaron que se trata de una cuestión que trasciende de lo económico, a “una cuestión social”. “Somos un servicio esencial para todos los padres y es una cuestión de salud por los niños”, refirió Cuajares y mencionó que los ediles estuvieron de acuerdo.

Al terminar, la entrevistada comentó que las más de 25 mujeres conglomeradas por la reapertura estaban contentas. No obstante, declaró: “Si bien salimos más ilusionadas, ya pasaron muchos meses y no había muchas respuestas, por lo que no queremos generar falsas expectativas. Necesitábamos que alguien más nos escuche”.

Protocolo

En torno al protocolo, el presidente del Concejo Deliberante, Carlos De Falco, aseveró: “A nosotros nos pareció muy buena la propuesta, muy bueno el protocolo. Lo leí y también creemos como legisladores que hay otro problema que no sólo pasa por la parte económica sino que por la parte pedagógica”.

Desde esta perspectiva, detalló que los niños se encuentran en cuidado de personas que carecen de esa preparación que poseen las instituciones en la educación y el aprendizaje colectivo. Además, especificó que el movimiento de los infantes para su supervisión puede ser riesgoso para ellos y los familiares a cargo.

Pedido

Sobre el pedido de las propietarias, De Falco garantizó: “Nos hemos comprometido, acabo de hablar con el intendente y lo trabajaremos en estos días. Vamos a tomar una resolución en consecuencia” y añadió: “No hemos profundizado en el tema por ahora, pero si nos comprometimos todos a analizarlo urgentemente”.

Asimismo, mencionó que estuvieron evaluando la realidad de la ciudad que continúa sin circulación comunitaria y que los contagios no provinieron de establecimientos comerciales o de servicios.

Bajo esta premisa, ratificó: “Creo que con todas las precauciones necesarias, porque estamos en el peor momento de la pandemia y teniendo en cuenta la realidad de la ciudad, podemos ir pensando en estas habilitaciones”.

Jardines maternales

En el marco de la presencia en el Legislativo, Cuajares puntualizó que participaron aquellas que tuvieron la disposición horaria. Al respecto, remarcó: “La organización es difícil porque algunas chicas están trabajando de otra cosa para mantenerse. Después comentamos y estamos todas muy conformes, esperando una respuesta favorable”.

En torno a la falta que hacen las instituciones en la ciudad, describió: “Hace rato que todas recibimos consultas constantes de los padres, que necesitan y que se le complica muchísimo sin los jardines”.

Además, describió que sin la apertura aumenta el movimiento de personas, porque gastan más dinero en niñeras o porque familiares deben trasladarse para poder cuidar a los niños.

En relación, declaró: “Los padres deben dejar a los chicos en lugares diferentes que es algo ilógico. Sería más controlable y simple que nos dejaran abrir las puertas” y adhirió: “Pero no podemos guiarnos por la lógica porque han habilitado actividades que no lo son”.

las más leídas