El gobierno cordobés analizará cómo seguirán las restricciones en la provincia a partir del 30 del corriente mes.

“Estamos en una situación crítica, con un aumento sostenido en el número de casos y un incremento constante de la ocupación de camas en terapia intensiva, que ya está cerca del 40 por ciento. Es preocupante y queremos enfatizar que hay medidas dispuestas, que están vigentes y que se tienen que cumplir”, advirtió la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud provincial, Gabriela Barbás.

Yañadió:“Luego del 30 de abril se evaluará la situación epidemiológica local y se decidirán cuáles serán las medidas que tomaremos, siempre con eje en las prioridades que marcó el gobernador (Juan Schiaretti): cuidar la salud, la producción y el empleo y la presencialidad escolar”.

Luego del próximo 30, cuando finalice el DNU nacional, Córdoba analizará qué medidas tomar en la provincia.

Los mandatarios deberán decidir si se mantienen las restricciones impuestas actualmente o si aumentan, debido a la marcada alza en los principales indicadores de casos.