Villa María | provincia | derechos | Villa María

Pospandemia: no todos los niños de Córdoba regresaron a clases

Lo aseguró la defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Provincia, Amelia López, en su paso por Villa María. Advirtió que hay desigualdad de aprendizajes y aumentó el bullying en las aulas. Reflexionó sobre el rol del adulto

La referente del área indicó que vienen realizando diagnósticos en relación con la niñez y adolescencia en toda la provincia, “en este momento lo que estamos haciendo foco en seis municipios, tomando además la información propia de cada ciudad”, dijo y añadió: “Uno de las problemáticas que detectamos tiene que ver con la reincorporación de los chicos al colegio, es un tema que debemos abordar interjurisdiccionalmente como es el tema de la salud mental, que es una debilidad que tenemos, no solo en Villa María, sino el sistema en general que ahora se puso de manifiesto y está incidiendo muy fuerte en el campo de la niñez y la adolescencia, no solo en lo escolar, sino en la vida familiar”, expresó.

Del mismo modo, López señaló la importancia de trabajar en la intersectorialidad. “No solo la articulación interna de las áreas de gobierno, sino la articulación intersectorial con las organizaciones y articulación interjurisdiccional”, indicó.

Vuelta a clases

La defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Provincia se expresó en torno al regreso de los niños a la escuela, “es un tema complejo porque hay chicos que no quieren volver a la escuela, no sienten interés, hay mucha desigualdad, ya que por razones familiares han sido acompañados y han aprendido y otros no, por eso en un mismo lugar se encuentra un niño que sabe leer y otro que no sabe ni reconocer las letras. Estamos observando problemas serios en aquellos momentos del ciclo en los que los chicos tienen que mostrar determinadas competencias y habilidades que no han podido adquirir”.

Detalló que algunos estudiantes han adquirido esas competencias en sus familias y otros en ningún lado.

“Hay un tema importante como lo son las problemáticas familiares, cuando yo digo que esto ha incidido en la vida de las familias, estamos viendo conflictividad familiar muy grave y lamentablemente los adultos han tomado a niños y niñas como rehenes de la conflictiva familiar y eso también trae trastornos de aprendizaje después”, señaló.

Amelia López remarcó una tercer problemática, que es el desfasaje de socialización, “han crecido infinitamente los casos de bullying, los chicos no saben relacionarse entre ellos y el modo de relación es la agresión. Lo que nosotros vemos es que los adultos (docentes y padres) estamos en una actitud de asombro como no sabiendo que hacer, nos parece que es un problema porque es donde el adulto debería ejercitar el principio de protección especial”, reflexionó.

Aclaró que todavía no hay un porcentaje acabado de cuántos niños o niñas no regresaron a las aulas, “en las estadísticas siempre hay que tomarlas con un determinado tiempo porque tomar un cuatrimestre no tiene un valor estadístico. Creo que de acá a un año vamos a poder tener otros índices en adelante”, advirtió.

Derechos vulnerados

Ante la consulta sobre cuáles son los derechos vulnerados en el marco de la pandemia, “el principal es el derecho a vivir una vida libre de violencias”, dijo, “el derecho a participar, el derecho a que la opinión de los chicos sea tenida en cuenta en serio y derecho a ser acompañados, principalmente. Por eso yo siempre digo que hay un principio que es el de la autonomía que sostiene la capacidad de los chicos para participar y esa capacidad no se la estamos dejando desarrollar”, sostuvo.

La responsable del área provincial manifestó que el principio de la protección especial tiene que ver con el acompañamiento de los adultos, “los adultos estamos ausentes y los chicos están solos”, sentenció.

“No podemos los adultos todavía, empatizar suficientemente, estamos tan preocupados por lo que nos pasa a nosotros que no logramos empatizar con los chicos y las chicas que son nuestra responsabilidad”, definió.

Consecuencias

Tras definir las principales problemáticas de los menores en la provincia, la defensora analizó las consecuencias que se podrían observar, “creo que las consecuencias no son locales, sino que son provinciales, nacionales y mundiales. Compartimos muchas redes en el mundo y estas son problemáticas mundiales, creo que en un mediano tiempo, si no logramos poner remediales, las consecuencias van a ser una sociedad conflictiva y con muchas problemáticas para vincularse, además de un empobrecimiento en la calidad educativa”, culminó.