Deportes | provincial | Alem | futbol}

El último rugido de un equipo local

La copa que se le negaba. El recuerdo de las tres finales provinciales del "león"

Alem fue el único equipo de la Liga Villamariense de Fútbol que disputó tres finales del torneo Provincial desde que fue creada la nueva Federación Cordobesa de Fútbol.

No fue casualidad, ya que también avanzó tres veces a cuartos de final y dos a semifinales.

La copa le faltaba a su vitrina, pero la lograría con un equipo que empezó perdiendo 2 partidos y vengó esas derrotas en semifinales y finales.

El capitán Cristian Agosto estimó que “el título de 2006 no tiene precedentes en cuanto a festejo. Pasamos el puente de Arroyo Cabral, y en las dos banquinas había gente de Alem con las banderas y las camisetas recibiéndonos”.

Resaltó que “eso queda en la memoria de cualquiera que lo vivió. No se podía creer lo que pasó ese noche en la ruta 158 desde que salimos de General Cabrera”, donde el “león” se impuso a Acción Juvenil en la segunda final (ya lo había derrotado en Plaza Ocampo 2-1 en la final de ida).

“Nos habíamos juramentado ganar ese torneo, y nos preparamos para eso”, dijo.

Alem logró dos subcampeonatos, y Agosto recordó que “no jugué la primera final de Alem (1998) ante Sportivo Colonia Tirolesa, porque yo hacía poquito que había vuelto de Rosario, y todavía tenía el pase en Newell’s. Vi el partido en la Plaza como un hincha más, y Alem dominó todo el partido bajo la lluvia, pero se lo empataron y se esfumó la primera oportunidad de ser campeón Provincial”.

“La última vez fue contra Atlético Villa Ascasubi. Yo había jugado en ese quipo y ganamos la Liga de Río Tercero. Fue increíble, porque tuvimos todo para ganar el partido de ida, pero erramos un penal, y se nos vino el mundo encima. Nos ganaron (3-1) porque con esos equipos no te podés dar el lujo de equivocarte. Ellos ganaron todo, y repitieron muchas veces en su Liga. Yo sabía que iba a ser difícil, pero confiaba en que no se nos iba a escapar. Me tenía mucha fe. ‘Catoca’ (Rivera) había armado un gran grupo, y veníamos jugando muy bien. Fallamos ese penal, ganaron y acá se cerraron bien (empataron 0-0). Soy amigo de Matías Píttaro, y siempre reconoció que fuimos el rival más duro. Cuando errás contra esos equipos, te golpean”.

Dos espejos: Alamo y Mazzini

El carisma de Marcelo Alamo “era increíble. Tenía un ojo especial. Veía poco, pero no le erraba en lo futbolístico. Muchas veces jugaba uno que no había mirado, ni hablado en toda la semana, pero lo hacía practicar 20’ y era suficiente para ponerlo. Lo que pasaba era mágico, porque el que entraba la rompía, y el equipo respondía siempre los domingos”.

“Siempre lo rescato, porque no hay con qué darle a Marcelo. No hay ninguno igual. Sentaba en el banco de suplentes al que fuera. Había jugadores clave, que venían jugando bien, pero él en determinado partido lo sentaba en el banco. Tenía una personalidad tremenda, y nunca recuerdo que alguien le haya dicho algo, ni que haya hablado mal del ‘Gordo’. Mirá que trajo a goleadores tremendos o jugadores de gran calidad. Nadie dijo nunca nada. Sabía armar grupos y te sacaba campeón”.

También realzó la figura de Antonio Mazzini. “Jugué con el tobillo destrozado la final contra Rivadavia cuando el ‘Mono’ dirigió a Alem. Es una persona por los que valía la pena jugársela, humilde y con fuertes valores. Es un gran ídolo de Alem y gran persona”.

La campaña hacia la corona

El 9 de abril de 2006, Alem venció a Acción Juvenil de General Deheza en General Cabrera y de la mano de Marcelo Alamo obtuvo por última vez el Torneo Provincial.

La campaña del “león” fue esta:

ETAPA CLASIFICATORIA:

1ra. Fecha (local): Rivadavia: 1-2 (Facundo Basualdo).

2da. Fecha (visitante): Acción Juvenil (General Deheza): 0-1.

3ra. Fecha: Toro (C. Moldes): 5-3 (Facundo Basualdo 3, Sebastián Puente y César Rodríguez).

4ta. Fecha (visitante): Rivadavia: 1-2 (Sebastián Puente).

5ta. Fecha (local): Acción Juvenil: 4-1 (César Rodríguez 2, Facundo Basualdo y Diego Rivera).

6ta. Fecha (visitante): Toro (C. Moldes): 0-0.

CUARTOS DE FINAL:

Ida (local): Sp. Colonia Tirolesa: 2-1 (César Rodríguez y Cristian Agosto).

Vuelta (visitante): Sp. C. Tirolesa: 0-1 (venció por penales 4-2).

SEMIFINALES:

Ida (visitante): Rivadavia: 3-2 (Andrés Agosto, Sebastián Puente y César Rodríguez).

Vuelta (local): Rivadavia: 1-0 (César Rodríguez).

FINAL:

Ida (local): Acción Juvenil: 2-1 (César Rodríguez y Diego Acosta).

Vuelta (visitante): Acción Juvenil: 2-1 (César Rodríguez 2).

Ganó 7 de los 12 cotejos que jugó, empató 1 y perdió 4. Convirtió 21 goles y sufrió 15.

Sus goleadores fueron: César Rodríguez 9 goles; Facundo Basualdo 5; Sebastián Puente 3; Diego Rivera, Cristian Agosto, Andrés Agosto y Diego Acosta.

Esta es la síntesis de la decisiva final disputada en General Cabrera:

Acción Juvenil (1): Rivarola; Ludueña, Agüero, Alcibar y Vieyra; Acevedo, Elías, Cardozo y Torres; Rimunda y Martín Erregarena. DT: Rudy Ranco.

Alem (2): Marcelo Berardo; Diego Pedernera, Gastón López, Diego Acosta, Cristian Agosto; Diego Rivera, Pablo Fernández, Claudio Grande y Sebastián Puente; Facundo Basualdo y César Rodríguez. Luego ingresaron: Diego Pereyra, Gabriel Márquez y Ricardo Bertucelli. DT: Marcelo Alamo.

Goles: PT: 6’ Berardo, en contra (AJ); 27’ César Rodríguez (A). ST: 39’ César Rodríguez (A).

Árbitro: Javier Collado (Córdoba). Partido de ida: Alem ganó 2-1.

Lo que se lee ahora