Provinciales | Provincias | Obras Públicas | cemento

Córdoba y Santa Fe, con más recursos de la Nación

Son las dos que muestran un porcentaje mayor de crecimiento en el envío de fondos junto a Entre Ríos, las tres provincias que conforman la Región Centro. Ciudad de Buenos Aires, por la quita, perdió 53,1% de recursos

En mayo, las transferencias del gobierno nacional a las provincias en concepto de coparticipación más leyes especiales ascendieron a $ 275.220 millones, es decir que crecieron 60,1% respecto a igual mes del 2020, según un informe elaborado por el Iaraf.

Ello implicó un crecimiento real de 7,4% (si se descuenta la inflación del mismo período), que quedó por debajo de las tasas reales observadas los dos meses consecutivos anteriores.

Conviene destacar que la evolución señalada se dio en comparación con las transferencias automáticas del mes de mayo de 2020, período base respecto al cual se compara, las cuales habían tocado piso (cayeron -25,6% real) debido a las restricciones bajo las que actuó la economía fruto de la pandemia de Covid-19.

El conjunto de las provincias evidenció un crecimiento real de 10,8% en el mes de mayo, sin considerar en este grupo a CABA, jurisdicción en la que la coparticipación cayó 54,9% real como consecuencia del cambio en su coeficiente primario, que pasó de 3,5% a 1,4% a partir de enero del 2021 y que provocó justamente un planteo de la administración de Horacio Rodríguez Larreta ante la Corte Suprema.

Entre las provincias, la menor tasa de crecimiento la registró curiosamente en Buenos Aires la gestión de Axell Kicillof, con un 9,8%, mientras que en el otro extremo Santa Cruz vio crecer los envíos automáticos el 12,3% en moneda constante.

Tomando en cuenta el influjo que significaron los elevados incrementos de marzo y abril, en los cinco meses transcurridos de 2021 las transferencias automáticas a provincias acumularon un crecimiento real del 13,9% respecto a igual periodo de 2020. A excepción de CABA (caída real del -53,1% en el primer quinquemestre) todas las jurisdicciones exhibieron tasas reales positivas que estuvieron en torno al 16,1% (para el caso de la provincia de Buenos Aires) y 18,9% (Santa Fe). En el caso de Córdoba, el porcentaje fue del 18,8%, lo que la ubicó como la segunda más beneficiada en los primeros cinco meses del año.

Finalmente, el acumulado en lo que va del año para el grupo de provincias sin CABA es del 17,6% real.

Las partidas discrecionales cayeron en mayo

El ritmo de envío de fondos discrecionales desde el gobierno nacional a las provincias registró en mayo un retroceso en términos generales, aunque la partida de gasto de capital para que los gobernadores destinen a obra pública tuvo ese mes una aceleración, destacó ayer Infobae.

De acuerdo a un informe de la consultora Aerarium, las transferencias no automáticas desde la Casa Rosada a las provincias y Ciudad de Buenos Aires terminaron en $ 131.000 millones en mayo, lo que implica una caída en términos nominales respecto a ese mes del año anterior, cuando había sido de $ 146.000 millones. Esa contracción -de 10%- se explica en que en 2020 esos fondos habían crecido con fuerza para afrontar los gastos extra de los primeros meses de la pandemia.

De ese total, la provincia de Buenos Aires se llevó el 35%. “Sin embargo, entre el acumulado a mayo de 2020 y 2021, Buenos Aires pasó de recibir $ 75.171 millones a $ 45.844 millones (-39%), cayendo su participación del 51% al 35% del total transferido, explicado básicamente por los giros extraordinarios” realizados el año pasado durante el comienzo de la crisis sanitaria.

De todas formas, la partida más importante de los envíos discrecionales es la que corresponde a gastos de capital, que finalizó mayo en torno de los $ 37.822 millones, unos $ 5.700 millones más que en el mismo mes del año pasado. En esta categoría, Aerarium identifica los fondos para vialidad, obras hídricas y aquellos proyectos relacionados a educación.

Al analizar en detalle el destino de esos $ 37.822 millones, la provincia de Buenos Aires sigue siendo la más beneficiada aunque en una proporción menor: concentró en mayo el 25% del dinero que baja desde la Casa Rosada, es decir $9.211 millones.

Otro de los ítems de los giros discrecionales desde la Nación es el de asistencia alimentaria: en ese terreno, Buenos Aires concentra el 75% del total, por lo que se llevó $ 5.720 millones de los $ 7.614 millones que repartió la Casa Rosada en mayo. A Buenos Aires le siguen en el ránking de fondos recibidos para obra pública Chaco (8,8%, unos $ 3.337 millones), Córdoba (7,6% del total, lo que implica $ 2.913 millones), Formosa (6,2% o $ 2.374 millones), Entre Ríos (5,6% o $ 2.149 millones), San Luis (4,72%, es decir, $ 1.791 millones) y San Juan (3,9% o $ 1.491 millones).

En el presupuesto 2021 se asignaron créditos por $ 132.600 millones para realizar obras públicas, de los cuales se ejecutaron $ 37.882 millones en los primeros 5 meses del año, lo que representa un 29% de lo presupuestado, según remarcó Aerarium.

Los despachos de cemento aumentaron 35,4%

Los despachos de cemento a nivel nacional alcanzaron en mayo a 884.204 toneladas y registraron un aumento interanual del 35,4%, si bien ya muestran dos meses consecutivos de retracción, con una baja del 7,5% respecto de abril y 10,1% en relación con marzo, según empresarios del sector.

El crecimiento del volumen de despachos en los últimos doce meses obedece principalmente a la baja base de comparación del mismo mes del año pasado, el primero de aplicación plena de las restricciones en el inicio de la pandemia de coronavirus en el país, con particular efecto en la industria de la construcción, de la que el cemento es uno de sus principales insumos.

De esta forma, ya son nueve los meses consecutivos de incremento interanual de los despachos, de acuerdo con los informes de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP).

Tanto el incremento interanual como la baja mensual de mayo pueden tomarse como anticipo de los datos de la actividad general del sector de la construcción que el Indec dará a conocer el 7 de julio.

Al respecto, el organismo oficial dará a conocer los datos de la actividad de la construcción de abril.

En ese sentido, el aumento interanual de los despachos de cemento se viene dando desde septiembre del año pasado, anticipándose al Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción que registra subas a partir de noviembre.

No obstante, las dos bajas mensuales consecutivas permiten anticipar una interrupción de esa tendencia positiva en los próximos meses, mucho más si se tiene en cuenta que las comparaciones interanuales ya no serán con los primeros meses de la pandemia (caracterizados por una severa restricción en la construcción) sino con períodos de recuperación. En el acumulado de los primeros cinco meses, los despachos ascendieron a 4.547.448 toneladas, con una suba del 50,5% en relación con el mismo período del año anterior, inferior al 54,7% que registró el primer cuatrimestre.

Los despachos de cemento muestran habitualmente variaciones similares a las de la actividad de la construcción en general, por tratarse de uno de los principales insumos, tanto por obra pública como por emprendimientos privados.