Provinciales | Provincias | combustible | Fadeeac

Se agudiza la falta de gasoil y Córdoba es una de las provincias que más sufren

En las rutas 35, 7 y 8 al sur y en las 9, 36 y 19, las dificultades para conseguir combustible por parte de los transportes de carga y el agro fueron en aumento en las últimas semanas. Hay 14 jurisdicciones "en rojo" según Fadeeac

A mediados de la semana pasada, el jefe de Gabinete de ministros, Juan Manzur, aseguró que en pocas horas se iba a comenzar a resolver el faltante de gasoil en la Argentina porque estaban los recursos para comenzar a importar el combustible que demanda el transporte de cargas y el agro, entre otras muchas actividades, como la generación de energía eléctrica, por ejemplo. En ese momento, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) advertía que 8 provincias argentinas tenían serios faltantes en los surtidores y que otro tanto sufría algún grado de desabastecimiento. Las primeras fueron calificadas como provincias “en rojo”, mientras que las otras aparecían “en naranja”.

Pero ayer, casi 120 horas después de las expresiones de Manzur, la situación lejos de mejorar se agravó. Según la misma Fadeeac, ahora son 14 las jurisdicciones que aparecen “en rojo”, entre las cuales está Córdoba, que en el último relevamiento de la entidad figuraba con un faltante medio. La situación de la provincia empeoró la última semana. Pero según Fadeeac, hay 19 provincias que presentan problemas de abastecimiento según el relevamiento realizado entre el 25 de mayo y el 5 de junio.

“Excepto las provincias hidrocarburíferas de la Patagonia, el resto de los distritos tiene dificultades para acceder a combustible, un insumo imprescindible para desarrollar nuestra actividad”, explicó la entidad.

“El panorama es cada día más complicado. La producción agropecuaria y la industrial que ya sufren demoras se verán aún más afectadas si no se revierte la situación actual”, advirtió Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac.

En abril, la entidad que representa a los empresarios del transporte de cargas comenzó a realizar un relevamiento semanal a sus asociados para relevar el acceso al combustible, eventuales restricciones o faltantes, y el precio del mismo ante las reiteradas denuncias de heterogeneidad según la zona geográfica.

A partir de las respuestas de conductores y propietarios de camiones de algunas de las 4.400 pymes que integran las 43 cámaras de transporte nucleadas en Fadeeac, se conformó el “semáforo virtual” que tiene como objetivo monitorear en tiempo real la disponibilidad de combustible en la Argentina.

El último sondeo mostró que hay:

- 14 provincias en rojo (señala a los sitios en los que hay muy bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio); entre las que aparecen Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa, San Juan y Mendoza.

- 4 provincias en naranja (identifica los distritos en los que el promedio de suministro es de 20 litros por unidad). Allí están San Luis, La Rioja, Catamarca y Chaco.

- 1 provincia en amarillo (para referirse a los lugares en los que se cargan entre 51 y 100 litros), que es La Pampa.

- Las provincias del sur aparecen en verde.

Por otra parte, Fadeeac reveló que el 29,6% de los transportistas debió esperar más de 12 horas para cargar combustible; 28,9% entre 3 y 6 horas; 24,4% entre 6 y 12 horas; y 17% entre 2 y 3 horas.

En la mayoría de las provincias hay un cupo menor a los 20 litros por unidad. “Es bueno tener presente que un camión necesita entre 35 y 40 litros para recorrer 100 kilómetros”, recordó la entidad.

Y advirtió: “La falta de combustible trae quebrantos, ineficiencias y pérdida de tiempo. El daño es económico y social”.

“No podemos cumplir en tiempo y forma con nuestros compromisos y se pierden trabajos a causa de la incertidumbre que genera la falta de abastecimiento normal. Los choferes resignan horas de descanso para hacer filas y ver si tienen suerte de conseguir algo de combustible. A pesar de las promesas del Gobierno aún no hemos recibido confirmación alguna sobre la concreción de las importaciones”, dijo Guarnieri.

De acuerdo con las respuestas de los asociados, el faltante de combustible se siente con mayor intensidad en las rutas nacionales. Y alertan que “se están pagando precios elevados -en algunos casos más de $ 250 por litro-, y aun así no hay gasoil”.