Nacionales | proyecto | Aborto | Senado

El Senado comenzó a tratar el proyecto de legalizar el aborto

Tras obtener sanción en Diputados, el debate por el proyecto de legalización del aborto comenzó ayer en el Senado, donde en el plenario de comisiones expusieron en favor de la iniciativa tres representantes del Gobierno: los ministros de Salud, Ginés González García, y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la secretaria de Legal y Tecnica, Vilma Ibarra.

Durante la reunión, los senadores "celestes" -que rechazan el aborto legal- buscaron que se extienda en los próximos días la cantidad de expositores a fin de retrasar el tratamiento de la iniciativa, mientras los "verdes" -a favor del proyecto- buscan apurar la firma del dictamen este jueves y tratar la iniciativa en el recinto el 29 de este mes.

Vilma Ibarra fue la primera en exponer y aseguró que el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) "fue una promesa de campaña" del Frente de Todos, por lo que "quienes acompañaron la boleta del presidente (Alberto Fernández) y la vicepresidenta (Cristina Kirchner) sabían que se iba a presentar".

La funcionaria, que fue una de las redactoras de la iniciativa del Poder Ejecutivo, subrayó además que se trata de un proyecto "muy robusto" que "consiguió media sanción de la Cámara de Diputados" y "marca una idea de cuál es la mirada del Poder Ejecutivo".

El senador por Córdoba de Juntos por el Cambio Ernesto Martínez preguntó cómo será la derivación de una institución privada en caso de que todos sus profesionales sean objetores del aborto, a lo que los funcionarios le respondieron que "podrá ser al sistema de salud o a otra institución privada".

“Vamos a ser cuidadosos con la reglamentación para asegurar a la persona que tiene una obra social y requiera una práctica que reciba una prestación acorde y que de no haber opciones (por objeciones de conciencia), el sistema público siempre responderá", dijo Ibarra.

En ese marco, la funcionaria insistió que "la amenaza punitiva ha fracasado como política" porque "los abortos suceden de a miles en la Argentina”.

“Queremos introducir humanidad, recibir a las mujeres en el sistema de salud, tratarlas con dignidad, con seguridad y los métodos validados internacionalmente", enfatizó.

Luego fue el turno de Ginés González García, quien afirmó que el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo tendrá "un resultado inmediato" sobre la mortalidad materna y explicó las inequidades que existen en torno a la cuestión.

“Solamente en el día de hoy se están practicando mil abortos clandestinos en la Argentina. También están sucediendo cien internaciones en hospitales públicos por abortos con complicaciones", explicó González García durante el Plenario de discusión del proyecto de cara al debate en el Senado.

El ministro calificó como "extraordinario" al proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados y aseguró que se tuvo en cuenta "la experiencia mundial" sobre ese tema.

No obstante, José Mayans, senador por Formosa y jefe del bloque oficialista del Frente de Todos del Senado, quien está en contra del proyecto, al momento de tomar la palabra les dijo a los funcionarios que no compartía "ninguno de los argumentos que han dado", a los que calificó como "no válidos".

Por su parte, Gómez Alcorta, la última funcionaria en exponer ante los senadores, sostuvo que el Gobierno tiene "la responsabilidad histórica de asegurar que en el país nunca más una mujer muera por un aborto clandestino".