Río Cuarto | proyecto | juego | legisladores

En una sesión tensa, la Legislatura aprobó el proyecto del juego online

Establece que habrá empresas que tendrán la concesión de 15 años. Los fondos del canon irán al área social. La oposición, fracturada, cruzó cuestionamientos. El proyecto fue presentado por miembros de Juntos por el Cambio

La Legislatura de Córdoba aprobó anoche, después de una larga y tensa sesión, la regulación del juego online, que generó una fuerte polémica y cruces de alto voltaje entre los legisladores.

Ahora, con la ley, el juego en línea estará concesionado -podrá haber diez licenciatarias- por un plazo de 15 años y el oficialismo destacó que los fondos serán destinados a ayuda social.

La polémica estaba garantizada no sólo por el contenido sino por la forma en que el proyecto fue presentado. Fue Juntos por el Cambio, a través del radical Orlando Arduh y otros 4 legisladores del Pro, el bloque que presentó la iniciativa. Inmediatamente, y de manera más airada a medida que pasaban los días, el proyecto provocó el rechazo del radicalismo, la Coalición Cívica, el Frente Cívico y de las principales figuras de esa fuerza política. Sólo Mauricio Macri, el expresidente, salió a apoyarla ayer en una entrevista radial.

“El proyecto de ley es tan malo que el gobierno quiso que lo presentaran otros”, dijo el radical Marcelo Cossar. El radicalismo llegó incluso en las últimas horas a suspender a Arduh por haber presentado la iniciativa.

Anoche los legisladores de la UCR señalaron, sin medias tintas, que se trataba de un proyecto de Hacemos por Córdoba que fue presentado a través de la oposición para atenuar el impacto político.

Quien abrió el debate fue la legisladora Silvia Paleo, una de las autoras del proyecto, integrante de Juntos por el Cambio, que detalló los artículos de la iniciativa. Y, además, se defendió de los cuestionamientos.

“Con los temas difíciles siempre hay dos opciones:abrir el debate o esconder el tema y hacer como si no pasara nada. Los cinco autores de este proyecto elegimos animarnos a dar el debate y proponer una alternativa de solución para un problema real que sucede en la provincia. No es una habilitación masiva y descontrolada, estamos proponiendo una regulación. Córdoba no es pionera en este tema, son muchos los distritos con iniciativas similiares”, manifestó Paleo.

La iniciativa salió de Juntos por el Cambio pero fue repudiada por los principales referentes de ese espacio político.

Marcelo Cossar, del bloque Juntos UCR, le salió duramente al cruce. “Van a marcar de manera nefasta la realidad de los cordobeses por los próximos 15 años. Pedimos que se archive este proyecto, esta realidad oscura que están proponiendo amparados en cinco legisladores de otro signo político. Sabemos que el autor intelectual es Hacemos por Córdoba. Es un proyecto de ley tan malo que el gobierno quiso que lo presentaran otros”, indicó Cossar.

Agregó que la oposición rechaza el tratamiento exprés y el escaso tiempo de debate. “El tratamiento se hizo en dos reuniones de comisión y se concreta entre el 24 y el 29 de diciembre, entre un brindis y otro. El único motivo de este proyecto es recaudar, aspirarles hasta el último peso a los cordobeses, fundamentalmente a los que menos tienen”, declaró el radical.

Leonardo Limia, del bloque oficialista de Hacemos por Córdoba, rechazó los cuestionamientos de Cossar. “Pareciera que está acostumbrado a hablar sobre realidades oscuras. Habla de una constante preocupación por la transparencia, pero fue funcionario de una gestión oscura, de la intendencia de Ramón Mestre. Allí se armó una secretaría, que era de Modernización, y que forma parte de esa realidad oscura de la que habla. Recibía una cifra millonaria que nunca nadie supo en qué se gastó”, dijo Limia.

Con respecto al juego online, el legislador oficialista indicó que hay más de 20 mil sitios que actúan en internet. “En el mundo no hay dudas de que la solución es la regulación. Es importante que podamos acoplarnos a lo que vienen haciendo otras provincias. Con esta ley no sólo se ayuda a combatir la delincuencia sino a proteger también a cada uno de los participantes. Se cubre un vacío legal que existe hasta hoy”, resaltó Limia, quien destacó que el destino del canon, que deberá ser como mínimo del 10 por ciento de la facturación bruta, irá a Desarrollo Social sin pasar por Lotería.

Quienes mencionaron los antecedentes de Río Cuarto en cuanto a la instalación del juego fueron los dos exintendentes, Benigno Rins (UCR) y Juan Jure (Juntos por el Cambio).

“Debemos dictar normas para mejorar la convivencia social. En los 90 en Río Cuarto hicimos todo lo posible para evitar la instalación. Y ante este proyecto, quiero aclarar que nuestra posición no es dogmática, es doctrinaria. Es una posición que hemos afianzado en nuestra propia historia. Creo que al legalizar el juego online estamos cometiendo un error imperdonable. No va a haber forma de controlarlo. Exhorto a los legisladores a que pensemos más este tema”, indicó Rins.

Por su parte, Jure apuntó contra la modalidad elegida para presentar y hacer avanzar la iniciativa. “El gobierno de ustedes siempre tiene a mano a un opositor para cumplir con sus objetivos. El peronismo cumple más de 20 años en el poder no sólo por algunas virtudes sino por la complacencia y complicidad de algunos opositores. No quiero juzgar la conducta del gobierno, que la ha repetido invariablemente desde hace más de 22 años;quiero señalar a los autores de la iniciativa, que a contramano de la opinión de todos avanzan y les facilitan a ustedes el tratamiento de una iniciativa vergonzosa. Muchos no estamos resignados a padecer las consecuencias nefastas del juego. En Río Cuarto vimos y padecimos las consecuencias económicas y sociales que trajo aparejado el juego a innumerables familias sumidas en la pobreza y en esa enfermedad tan destructiva como es la ludopatía”.

Cecilia Irazuzta, legisladora de la Coalición Cívica, precisó que los tratamientos de leyes como el que se hizo ayer “habilitan negociados y no representan la prioridad de los cordobeses o directamente embisten contra ellos”.

Desde la izquierda también cuestionaron el procedimiento que siguió el proyecto, más allá del contenido. Luciana Echevarría, del MST, planteó:“Si el proyecto fuera beneficioso no tendrían problemas de dar el debate como corresponde, no de manera exprés. Estamos acostumbrados a que cada 29 o 30 de diciembre se viene un golpe al pueblo. Estamos en el pico de contagios, casi 10 mil casos, las nuevas medidas exponen aún más a los trabajadores y trabajadoras, y la malaria económica no para. Tenemos tanto para resolver y debatir y se les ocurre traer este proyecto. Y lo trajo, encima, un sector de la supuesta oposición. El despacho evidencia que hay un acuerdo y que se cocinó hace mucho tiempo en otro ámbito”.