Villa María | proyecto | medioambiente | residuos

Residuos: antes de fin de año se habilitaría la planta de tratamiento

Se construye en un sector del basural de Río Tercero. Una vez habilitada, recibirá la basura de 17 poblaciones. No se descartan construir plantas de transferencias. De esta manera se erradicarán los basurales a cielo abierto

La Comunidad Regional Tercero Arriba avanza a buen ritmo con la intención de poder disponer antes de fin de año de la planta regional de residuos, una modalidad que ya se aplica en otras regiones con resultados alentadores. La apuesta apunta a lograr erradicar en el mediano plazo los basurales a cielo abierto aunque para ello será clave la aplicación de políticas ambientales locales para que los resultados lleguen antes de lo previsto.

Uno de los impulsores de la planta es Adrián Scorza, intendente de Almafuerte, quien en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA recordó que la iniciativa se generó desde la comunidad regional, y que hace aproximadamente 6 años se comenzó a analizar el proyecto. “Río Tercero es la ciudad más importante y más grande. Se hizo un estudio ambiental de la Comunidad, que trabaja en equipo con la secretaría de Ambiente de la Provincia, y se estableció que Río Tercero tenía disponible espacio en su basural a cielo abierto por lo que cedió a la comunidad el uso de una parte de ese terreno para que se construye la planta”, expresó sobre cómo se determinó la instalación de la infraestructura.

Scorza entendió que con la tecnología actual, “las soluciones locales no son posibles en materia de residuos. Para la disposición final, o parte, debe haber una solución a escala, por lo que con ese criterio se generó una planta regional, que es el inicio para alcanzar un Departamento limpio, de manera progresiva, erradicándose los basurales a cielo abierto de cada localidad. Así tendríamos un lugar para la disposición final con un criterio ambiental superador”.

El mandatario reconoció que la planta está diseñada con la tecnología “más moderna que hay en el país. La obra cuenta con tres ejes: la obra civil, la maquinaria específica para el tratamiento, y la maquinaria para la operatividad. Si bien en el trato que se hizo con el Municipio de Río Tercero la operatividad estará a su cargo, se va a llegar a un consenso porque es clave definir diferentes aspectos. Vos podés tener la mejor tecnología, pero es clave cómo se maneja u opera. En la planta se puede separar, pero no se contrapone a que en cada localidad del departamento se aplique su propia política vinculada a los residuos”.

Y puso como ejemplo lo que ocurre en la localidad de la cual es intendente. “Desde el año 2012 tenemos la separación en origen, lo que nos permite hoy tener un basural a cielo abierto, pero en mejores condiciones. En el exmatadero, donde está hoy la planta, anteriormente había gente que cirujeaba; hoy existe una formalidad y condiciones seguras de trabajo”.

Consideró que la planta regional “es una solución local que nos beneficia”, aunque insistió en que “la responsabilidad de la basura es de cada vecino y de cada ciudad. La solución regional que proponemos va a promover que más ciudades, al tener un horizonte de solución final, se incentiven para promover políticas locales como las nuestras, con resultados interesantes por ejemplo con el volumen que va al basural, y lo que se recicla. Y en definitiva una conciencia más general que tiene el vecino sobre el medioambiente”.

Operatividad y el análisis de cada municipio

Consultado sobre cuándo podría estar operativa la planta, dijo que no es lo correcto adelantar fecha, aunque “la obra civil está muy avanzada, ahora falta una obra clave como la provisión de energía para el funcionamiento de la planta, que por ubicación le corresponde a la Cooperativa de Tancacha. Nos falta firmar el convenio con la cooperativa y esperamos poder lograrlo en los próximos días. Conocemos que la firma que encara el proyecto, y que tiene una tecnología propia, está trayendo alguna maquinaria. Tenemos la expectativa que antes de que termine el año la planta esté operativa, pero la coyuntura de este país va variando y hay cosas que aceleran o demoran la concreción del proyecto, aunque en general está muy avanzado”.

Sobre la posibilidad de realizar estudios de lo que genera cada Municipio, Scorza dijo que los equipos ambientales a cargo del proyecto y la empresa que realiza la obra “están analizando cuáles son las formas operativas, el tipo de residuos que se va a llevar, el costo que va a tener y cómo se va a medir, incluida la participación de los municipios”.

“Todo está en proceso de análisis para finalmente hacer el modelo final de gestión”, aseguró.

En ese estudio se prevé determinar “cómo va a participar cada ciudad y la problemática que tiene cada una. La ubicación no es caprichosa, Río Tercero genera el 40% de la basura del departamento y es lógico que esté situada en cercanías de la ciudad. Todos tenemos una ecuación de kilómetros que hace que podamos llevar a la planta. Tal vez en algunas localidades hará falta construir una planta de transferencia para facilitar la llegada a esta planta final de disposición”.

Daniel Brusa.  Redacción Puntal Villa María.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

las más leídas