Provinciales | putin | Guerra | Ucrania

Ruckauf: "Putin está solo y Zelenski se convirtió en el héroe impensado"

El excanciller comparó al presidente ruso con Adolf Hitler y agregó que la única forma de frenarlo es matándolo. Consultado acerca de si se producirá una tercera guerra mundial, sostuvo: "Con un demente con botón nuclear todo es posible"

El excanciller Carlos Ruckauf dijo ayer que Vladimir Putin está solo y que Volodimir Zelenski se convirtió en el héroe impensado de la guerra en Ucrania.

-Usted comparó a Vladimir Putin con Adolf Hitler. ¿Mantiene esa comparación?

-Por supuesto. Obviamente con el huevo de la serpiente. Utiliza las mismas excusas para invadir Ucrania que las que utilizó Hitler para invadir Checoslovaquia. Y la misma falsa bandera la usó para invadir Polonia en complicidad con el otro gran asesino del siglo pasado que fue (Iósif) Stalin. Muchos lo olvidan, Stalin y Hitler fueron aliados para sojuzgar a los pueblos de Europa y masacrarlos, hasta que Hitler se dio vuelta y atacó a Rusia. Creo que Putin es un individuo sumamente peligroso, con un desequilibrio mental importante y esperemos que se pueda detener la matanza que está ocurriendo de hombres, mujeres y niños ucranianos por parte de las tropas rusas-, respondió Ruckauf en diálogo con Puntal.

Carlos Ruckauf: La guerra de Rusia - Ucrania que preocupa al mundo

-¿Cómo se lo frena a Putin?

-Es muy difícil frenar a un autócrata. Ayer le decía a un periodista norteamericano que cuando invadió (George) Bush a Irak el fracaso y el horror le hicieron perder la siguiente elección. Y cuando Estados Unidos invadió Afganistán su clase política tuvo que sufrir hasta que finalmente se retiraron. En cambio, cuando en lugar de una democracia se trata de una autocracia, donde hay un señor muy distante del resto, no hay forma democrática de evitar que haga sus maldades. Pasó con Hitler y pasa con Putin. Y solamente los que lo rodean, los oligarcas que robaron con él durante 21 años lo que eran las riquezas de la vieja Unión Soviética y se convirtieron en ultracapitalistas, con más de 300 mil millones de dólares de patrimonio, a los que les están quitando los yates, a lo mejor se dan vuelta y lo quitan del poder.

-Leí una declaración suya en la que decía que una forma de frenarlo es matarlo.

-Lo que pasa es que hay dos alternativas frente a un autócrata. Yo contaba cómo fue el final del predecesor de Putin, no en cuanto a la ideología. Porque mientras Stalin era marxista Putin es ultracapitalista. Lo que se llama hoy la derecha ultranacionalista. Por eso, aunque Alberto Fernández se quiere abrazar con él, Putin prefiere a (Jair) Bolsonaro. Cuando llega a su paroxismo la locura homicida de Stalin, él tiene un ACV. Y un médico de su entorno dijo que había que llamar a un médico especialista y el jefe de la KGB en ese momento ordenó que cerraran la puerta y que lo dejaran descansar hasta el día siguiente.

-Y ése fue el final.

-Ése fue el final.

-En un artículo suyo usted habla de un héroe impensado en esta guerra haciendo referencia al presidente ucraniano (Volodimir) Zelenski. ¿Puede contarnos de qué se trata ese escrito?

-Zelenski era un actor cómico que hizo una telenovela muy popular en Ucrania durante los gobiernos anteriores, que fueron sumamente corruptos. Él hacía de un profesor de Historia a quien sus alumnos le preguntaban cosas y en una de esas preguntas él dice que hay que acabar con los corruptos. Y un alumno eleva eso a Internet. Así se dispara su popularidad y termina ganando con el 70 por ciento de los votos. Y hoy todo el mundo pensaba que el actor cómico iba a salir corriendo ante los asesinos de Putin y sin embargo se queda resistiendo pese a todo lo que dijo Putin de él. Ustedes saben que Putin es un homófobo muy conocido. Tiene desprecio por las mujeres. Y se burlaba de este hombre que está defendiendo a su pueblo, junto a sus soldados, mientras Putin está solo en el Kremlin. En las mesas lo muestran cada vez más lejano porque tiene miedo de que le den el tecito que le dio al opositor (Alexei) Navalny.

-¿Puede derivar esto en una tercera guerra mundial?

-Es difícil decirlo. Dios quiera que quede ahí y que los rusos resuelvan retirarse o finalmente lo que tuvieron en Afganistán con una resistencia durante años hasta que terminan yéndose. Pero con un demente con botón nuclear todo es posible. Roguemos a Dios que no ocurra.

-¿Y cómo cree que va a repercutir en Argentina?

-Afortunadamente Putin yo creo que ni lo escuchó. Porque él no tiene nada que ver con lo que piensa (Alberto) Fernández. Él va por el lado de (Jair) Bolsonaro. Pero vamos a tener consecuencias económicas. Se vienen tarifazos fenomenales.

-¿Cómo está la relación del Presidente con Cristina Kichner sobre todo en materia de política internacional?

-Ahí manda Cristina. Con decirle que con esos tuits que ella envió mandó la orden para que (Santiago) Cafiero cambiara el voto.

-¿Qué pasó con las negociaciones entre las partes?

-La mesa de diálogo está siendo forzada por Xi Jinping, que creyó que Putin era un aliado pero no se dio cuenta de su estado de salud mental y por eso lo está forzando a una mesa de negociación, que la veo complicada.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal