La Asociación Vida Nueva hizo saber que, ante el inminente cierre de su refugio para animales, está latente la posibilidad de que muchas mascotas queden en la calle.

“Hoy nos toca comunicar una noticia que nunca hubiéramos querido anunciar”, expusieron en sus redes sociales.

“Por motivos ajenos a Vida Nueva, en breve, tenemos que dejar el terreno donde funciona el refugio. Por esto, nuestros animales se ven afectados al quedarnos sin un espacio físico”, agregaron.

“Necesitamos hoy más que nunca de su ayuda para poder encontrarles una familia. La mayoría de ellos son perros, pero también hay otros animales que van a necesitar un lugar seguro para vivir”, cierra el comunicado.