Policiales | reuniones | policial | personas

Departamento San Martín: suman 18 las fiestas clandestinas desactivadas en lo que va de 2021

En tres fines de semana, incluido el de Año Nuevo, personal policial desarticuló reuniones no autorizadas de entre 20 y 400 participantes. Ayer, en la zona del Puente Andino, del lado de Villa Nueva, pusieron fin a un encuentro que congregaba a cientos de personas

Durante los primeros 18 días de enero, personal policial de la Departamental San Martín desactivó igual número de fiestas clandestinas, que se efectuaron en diferentes localidades de la región.

Las reuniones no autorizadas se desarrollaron tanto en espacios públicos como privados. Por ejemplo, en las últimas horas, efectivos de la fuerza provincial pusieron fin a una concentración que tuvo lugar en inmediaciones del Puente Andino, en jurisdicción de Villa Nueva.

Según se informó, en dicho lugar, se congregaron unas 400 personas.

La mayoría de los presentes, alertados por la presencia de los móviles policiales, comenzaron a escapar del lugar en diferentes vehículos. “Se logró identificar a algunos de los participantes, más precisamente cuatro masculinos y cuatro femeninas, todos mayores”, reflejó el subjefe de la Departamental, Maximiliano Funes. El procedimiento se efectuó en el amanecer del domingo, minutos después de las 6.

Horas antes, uniformados habían desarticulado otras tres reuniones, que se efectuaron en Villa María y Tío Pujio.

En esta ciudad, aproximadamente a las 2.30, la fuerza policial puso fin a una celebración en barrio Villa del Sur, donde se congregaron cerca de 35 jóvenes. Por tal reunión, se hicieron responsables un joven de 18 años y un hombre de 40, quienes fueron identificados como el organizador y el propietario del lugar.

La Fiscalía de Instrucción de Feria tomó conocimiento de lo ocurrido y labró las respectivas actuaciones judiciales por incumplimiento del artículo 205 del Código Penal.

En Tío Pujio, personal de la comisaría se hizo presente en un local comercial y en un domicilio, donde corroboró dos reuniones con 50 y 20 personas, respectivamente.

Según lo explicado por fuentes policiales, un comercio del rubro gastronómico -ubicado sobre calle San Luis al 200- incumplió la habilitación que le permitía abrir hasta las 3 para funcionar bajo la modalidad boliche. “Aparentando estar cerrado al público, se constata que en el interior había 50 personas”, se dijo al respecto. El propietario del patio de comidas, un hombre de 30 años, fue notificado por la autoridad judicial.

En la mañana del domingo, minutos después de las 7, uniformados procedieron a desactivar un after en un departamento de calle Bruno Ceballos al 400, en Villa María, donde estaban reunidas cerca de 25 personas.