Policiales | ricardo-bertuccelli | agresion | ivana-peralta

“Desde la Liga repudiamos todo tipo de hechos de violencia”

El presidente y el vicepresidente de la LVBF, Juan Carlos Ramírez y Diego Bencivenga, se refirieron al episodio. Dijeron que Ricardo Bertuccelli, técnico de los Leoncitos y quien sería uno de los agresores, está suspendido

Ivana Peralta, 25 años y madre de tres niños: uno de ellos tiene 8 y juega en el Club Deportivo Infantil los Leoncitos desde hace unos tres o cuatro años.

La mujer, semanas atrás, en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA, contó que su hijo desde que está en la institución se desempeña como suplente. Y, según su versión, el domingo 26 de mayo, cuando se disputó la décimo tercer (13°) de la Liga Villamariense de Baby Fútbol (LVBF) —encuentro contra El Porvenir—, faltaron jugadores y el director técnico Ricardo Bertuccelli decidió ponerlo como titular. “Lo exigía, le gritaba de mala forma”, le dijo a este matutino, respecto a la forma en que el entrenador se dirigió al chico.

Luego (y siempre siguiendo sus palabras) habrá una discusión y una pelea. En esa pelea intervendrá Bertuccelli y la golpeará en la nariz. También participará la hija y la mujer del entrenador. Y, además le pegarán en su panza: en ese momento ella cursaba un embarazo de nueve semanas. Deberá ir al Pasteur pero, afortunadamente, no habrá inconvenientes.

***

En Salta y México, en el centro de la ciudad, está la sede de la LVBF. Minutos después de las diez de la mañana, el presidente Juan Carlos Ramírez y el vicepresidente Diego Bencivenga se sientan alrededor de una mesa.

—En este caso serían dos las madres involucradas —dice Ramírez y explica que el episodio se habría producido porque el técnico saca al niño.

—Hubo discusiones verbales hasta que se llegó a las manos. Tomamos conocimiento. Estábamos en otras canchas pero ni bien tomamos conocimiento del hecho hicimos que se suspenda la fecha.

Luego hubo una reunión: se llamó a los dos delegados, al árbitro y al Tribunal de Penas, presidido por Luis Daniel Barrera.

Sobre el hecho, Bencivenga señala que hay distintas versiones.

—Que el nene había estado jugando, que la mamá pidió que lo sacaran, que no lo habían puesto. La realidad es que el Tribunal de Penas es el que tiene todos los oficios de lo que ocurrió. Recabó el informe del árbitro, de los delegados y le pidió un descargo a seis mamás y papás aproximadamente. Nos sorprendió de muy mala manera, no lo esperábamos.

En principio, según indica, los Leoncitos habrían tenido una serie de problemas.

—Habíamos tenido reuniones previas con ellos. Los estábamos siguiendo porque había gente que tenía mala conducta en las canchas. Y justo ese día no estábamos en el lugar y pasó esto. Desde la Liga repudiamos todo tipo de hechos de violencia y estamos trabajando desde el inicio del problema, así como lo hacemos con los veintitres clubes que tenemos. A la gente violenta no le vamos a permitir el ingreso a las canchas —añade Ramírez y destaca que se trata de episodios en los que hay agresiones verbales.

Desde la LVBF cuentan con veedores.

—Van a las canchas continuamente. Y cuando sucede algún hecho de violencia, o hay un padre o mamá con mala conducta, la citamos, hablamos y tratamos de explicarle que acá los únicos protagonistas son los chicos — concluye.

***

—Bertuccelli está suspendido (como director técnico de la Liga de Baby) desde el momento en que ocurrieron los hechos. El Tribunal de Penas es el que tiene la última palabra y es el que va a terminar actuando contra todos los involucrados, incluido él —apunta Bencivenga e indica que, sin embargo y de acuerdo a la información que posee, está dirigiendo a los niños “a nivel entrenamiento”.

Al parecer, se habría desarrollado una reunión en la que padres y madres solicitaron que el hombre se quede.

***

—Nosotros, constantemente, bajamos mensajes de que dejen a los chicos divertirse dentro de la cancha. Le pedimos a los clubes que estén contratando a personas idóneas para que manejen los grupos —subraya Bencivenga y hace hincapié en que el Baby fútbol no está profesionalizado. Es totalmente amateur.

Hace una pausa y habla de otra situación.

—Vemos que, cada día, desde más chiquitos los papás se desesperan porque vienen y les hablan de un club de los profesionales como Talleres, Belgrano, Newell's y Lanús —añade mientras se refiere a las etapas que deben atravesar los pequeños.

—Esta es una etapa de aprendizaje, no sólo a nivel fútbol sino a nivel persona. Tenemos que dejar que esas etapas se vayan quemando de a poco y no apurándolas.

En esta misma dirección, Bencivenga describe algunas de las situaciones que se observan.

—No creemos que sea necesario que un papá esté viajando con un nene de 10 o 9 años a Córdoba a jugar los domingos a la mañana y, de allá venga a Villa María para jugar en el Baby fútbol. Pero eso excede los manejos que podamos hacer como Liga. Son manejos que realiza cada papá en forma personal.

De esta manera, destaca que se brega, principalmente, por la contención para que los niños, los protagonistas, se diviertan.



Franco Gerarduzzi.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas