Regionales | Río Tercero | Laboulaye | compromiso

Laboulaye restringe la circulación; Río Tercero se mantiene en alerta

Las dos ciudades que muestran una escalada siguen de cerca el avance de la pandemia. En la localidad del Roque Sáenz Peña la medida rige desde la 0 de este miércoles, por 14 días. En Tercero Arriba piden compromiso

Ante la escalada de casos que encienden las luces de alarma del sistema sanitario, dos ciudades del sur provincial asumen medidas y llaman al compromiso social para contrarrestar el avance del coronavirus. Se trata de Laboulaye y Río Tercero, cuyos municipios arbitran acciones y siguen de cerca la situación sanitaria.

César Abdala, intendente de Laboulaye, explicó a Puntal que tras mantener una reunión entre el Municipio, la Policía y los inspectores de contralor local, resolvieron impartir una serie de acciones entre las cuales se resolvió dictar un decreto para restringir la circulación en una franja horaria nocturna a los fines de intentar reducir los contagios en la ciudad.

La normativa entrará en vigencia desde la hora 0 de este miércoles hasta las 7 de la mañana, durante 14 días, y limitará tanto la permanencia de locales abiertos como la movilización de personas.

En tanto, durante el día, se impedirá la aglomeración de personas en espacios públicos y solo se podrán usar de paso, sin permanencia.

“El panorama es grave, vemos que están creciendo exponencialmente los casos”, señaló Abdala, para recalcar que se necesita más compromiso social con la problemática. Y agregó: “Cuando empezaron los casos en agosto, por delante estaba el verano. Ahora por delante viene el invierno, viene la segunda ola y es un problema grande el que tenemos. Entonces vamos a tener que acentuar en todo lo que es educación, uso de barbijo y de higiene personal”.

El mandatario advierte que mucha gente se mantiene indiferente al problema pensando que “no les va a tocar”.

“Lo primero que tenemos que hacer es prohibir las reuniones en plazas. Ayer (por el domingo) estábamos testeando y atrás estaban reunidos tomando mate, y todos del mismo mate. Falta voluntad de entendimiento, creyendo que ‘a mí no me va a tocar’. Uno no quiere asustar, pero hay un límite y como autoridad del pueblo tenemos que poner algún tipo de freno. No se puede mirar para otro lado”, dijo Abdala.

Y añadió: “En el día va a estar todo como hasta ahora, pero vamos a reforzar la concientización en los comercios respecto del límite de personas y del uso de barbijo. Pero a la 0 hora tienen que estar todos adentro. A esa hora ya casi no hay nadie, y después de esa hora la Policía va a aplicar el artículo 205”.

“Falta mayor compromiso”

En el departamento Tercero Arriba, la ciudad en la que hoy la Provincia pone el foco por la situación sanitaria es Río Tercero, que también mostró una escalada importante de casos. Respecto de posibles medidas restrictivas, su intendente Marcos Ferrer manifestó que por lo pronto siguen de cerca la situación actual y evalúan las restricciones asumidas en torno a la actividad nocturna.

Los intendentes de Laboulaye y de Río Tercero resaltaron la necesidad de lograr mayor compromiso social frente a la pandemia para mitigar el impacto.

“Hace unos diez días tomamos una medida restrictiva respecto de la noche y estamos esperando el resultado de esa medida, pero entendemos que la restricción por actividades no genera soluciones. Por ejemplo, este fin de semana tuvimos una fiesta clandestina con 200 personas, lo que nos lleva a pensar que cuando restringimos los riesgos son los mismos, porque los chicos no respetan con su comportamiento las normas que uno da”, señaló el intendente municipal. Y agregó: “Los fiscales no imputan ni hay detenidos cuando hay procedimientos de desalojo de fiestas clandestinas. Es difícil decir lo que no hay que hacer y después no tener condiciones para que eso se cumpla”.

El mandatario explicó que el promedio de edad de contagios actual es de 32 años, por lo que entiende que “es evidente que hay un sector de la comunidad que se contagia más que el resto. Y no sé si más restricciones va a ser solución al problema”. Y reflexionó: “Probablemente haya cansancio y relajamiento. Quizás pensaron que lo peor ya pasó y la verdad es que no pasó”.