Deportes | Rivadavia | títulos | jugadores

"El bicampeón de los años 91 y 92 fue claramente el mejor"

Gustavo Vincenti resaltó que "en la década del 90 había un campeón por año, no como en la década del 2000. El grupo marcó la diferencia"

El recuerdo de Gustavo Vincenti es que “en esos equipos de los 90 se armaron muy buenos grupos, porque había muchos chicos con sentido de pertenencia, que venían de las inferiores, y traían a 4 o 5 chicos de Villa María, que se integraban bien y nos otorgaban la posibilidad de armar equipos competitivos. Ese fue el secreto de aquel bicampeonato del ‘91 y ‘92, y del ‘95 también”.

Remarca: “Mi viejo me llevó a la cancha desde chico, incluso me dijo que me llevó en aquel primer título que ganó Rivadavia, y luego al Provincial en 1974, cuando yo tenía 3 o 4 años”.

Insiste en que “fue difícil después cuando Colón ganó tantos títulos en los 80, pero también forma parte de las cosas lindas del fútbol del pueblo”.

Destaca: “El inicio de los 90 fue inmejorable, porque ganamos dos títulos, que se le negaron a Colón. Después es cierto que Colón ganó más torneos en la década del 2000, pero hay que tener en cuenta que en los 90 había 1 campeón por año, que en los 2000 pasaron a ser 2 campeones por año. Es decir que, si Rivadavia fue el mejor en 91 y 92, pudieron ser 4 títulos en vez de 2, porque fuimos claramente los mejores esos años”.

Agrega: “No quiero comparar épocas, porque siempre parece que todo lo pasado fue mejor. Pero hoy acompaño a mi hijo, y veo buenos jugadores también. En los 90 había grandes equipos”.

Recuerda: “Rivadavia marcó la diferencia por los grupos. Había mucha empatía, daba gusto ir a entrenar, y hasta te daba mucha vergüenza faltar por lo que podían pensar tus compañeros, más que por lo que te podía decir el DT”.

“Te dolía que un compañero te dijera que no te habías cuidado, que habías trasnochado el sábado. Era un grupo unido y responsable. Ramón Conti lo supo llevar adelante, aunque ya había sido campeón con Giacri. El título se define al final, y como siempre Rivadavia dio la vuelta en Plaza Ocampo”, dice.

La primera vuelta con el “verde”

Subraya: “Ganamos ese partido contra River Plate, que nos iba venciendo en la Plaza, y le daba a Colón la chance de acercarse. Sin embargo, Colón no le pudo ganar a Argentino en Arroyo Cabral, y nosotros le dimos vuelta el resultado a River Plate al final”.

Señala: “La Liga Villamariense era pareja. Siempre hubo candidatos, pero a ningún rival se le ganaba caminando. Ese River Plate tenía jugadores jóvenes que se corrían todo, y fue duro vencerlos”.

“En ese partido parecía que se podía perder el campeonato, y sin embargo se terminó dando la vuelta. Argentino le empató a Colón, y ya nos había complicado a nosotros en nuestra cancha, en un partido que se suspendió porque tiraron una piedra desde afuera de la cancha, y golpeó a un jugador de ellos. Hubo que continuar lo que restaba de ese partido, y recién allí lo pudimos ganar. Esos fueron puntos clave”, cuenta.

Aclara que “los torneos se resuelven por detalles en la Liga, y te puede ganar cualquiera, incluso hoy. El grupo marcó diferencias”.

Recuerda: “Rivadavia tenía una defensa que era del pueblo. La integraban César Danna, Alejandro Pereyra, Hugo Serda y Miguel Leone. ‘Catete’ Gómez podía jugar en cualquier puesto de esa defensa o de volante, porque daba una mano grande a la hora de recuperar, aunque ‘Sapo’ Villagra también era muy solidario. Carlos Bonaveri era otro jugador completo, Gabriel Machado se fue ganando su lugar, como volante o lateral izquierdo”.

Insiste: “Los arqueros fueron cambiando, pero eran todos muy buenos. En el ‘91 atajó el ‘Gallego’ Sergio Arcas, en el ‘92 el ‘Tonafo’ Adrián Demarchi, y en el ‘95 estaba el ‘Chicho’ Leandro Escurra. Por eso no fui arquero como en el baby, porque con estos o Berardo no iba a atajar nunca”.

Explica: “Arriba había muchos buenos jugadores desde Pablo Alcalino, Fabián Echegaray, Fabián Stuyck, que fue el goleador de ese torneo, ‘Tupe’ Echegaray, Jorge Negrette y ‘Kuky’ López. Era obvio que gol no nos faltaría. Era un gran equipo aquel bicampeón”.

Lo que se lee ahora