Deportes | Rosario | atletismo | ciudad

"Deseo que los jóvenes, además de estudiar y trabajar, le dediquen un tiempo al deporte"

Luis Andreani tiene 86 años y fue un reconocido atleta veterano. Recorrió pistas del país, Uruguay, Chile y Perú en Sudamérica. "Ya estoy llegando a la meta de la vida pero voy a continuar haciendo deportes", dice con orgullo

Luis Andreani es una de esas historias llenas de vida, un hombre que a pesar de los años -tiene 86- transmite ganas vivir y, sobre todo, disfrutar cada uno de los momentos.

Nació en James Craik, su padre era empleado ferroviario y lo trasladaron de ciudad. Pasó su juventud en Las Junturas, donde fue arquero de 9 de Julio y a los 24 años recaló en Villa María.

Ya instalado en la ciudad, fue jugador aficionado de pelota a paleta en el Centro Vasco.

Formó familia con María Josefa Sara y tuvieron dos hijas, Claudia y Daniela. Además de otros trabajos, se dedicó a su estudio impositivo y leyes laborales.

Mientras, continuaba con la práctica de frontón o pelota a paleta y para mantenerse activo salía a correr en el Polideportivo Guillermo Evans. Tenía 50 años y empezaba a descubrir su verdadera pasión: el atletismo.

“La primera carrera la corrí en Rosario, con un grupo de muchachos estabamos afiliados al Círculo Rosarino de Atletas Veteranos y por eso allí se produjo mi debut”, dijo Andreani sobre sus comienzos.

Sobre las distancias en las que competía, comentó: “Corría en 200 y 400 metros de velocidad, también en 800 metros de medio fondo. Nunca fui el mejor, estaba bien, gané varias competencias, a todos nos gusta ganar y estar en el podio, pero me importaban las marcas y la superación que podía tener en cada una de las carreras”.

Andreani dejó su huella en circuitos de Mar del Plata, Rosario, Mendoza y San Juan, por citar algunos, pero también representó al país en el exterior y compitió en Uruguay, Chile y Perú.

“Íbamos a todos lados en colectivo, salíamos desde Rosario, donde estábamos afiliados, y allí nos concentrábamos todos los muchachos de diferentes localidades; a Perú no llegábamos más, era viajar y viajar (risas)”, contó el atleta de 86 años sobre las aventuras para competir.

El atletismo, su pasión: “Encontré con el paso de los años el amor al atletismo, para practicarlo y para ver, dejo de hacer cualquier cosa si hay competencias en televisión”.

La pandemia y un freno a la actividad: “Hace bastante que no salgo, hace un mes volví al polideportivo, lo vi muy renovado y con excelentes instalaciones, es un lugar que los villamarienses deben aprovechar”, dijo Andreani sobre el centro deportivo de la ciudad.

-¿Qué le han dejado tantos años de competencias?

- Muchos amigos, el deporte es salud. Yo desearía que todos los jóvenes, además de estudiar y cumplir con las obligaciones laborales, le dediquen un tiempo a la práctica deportiva”.

60579675-f0af-4bd9-a1c2-9f1e2ce3780d.jpg
7395c650-43ec-480e-b988-c438d75000b7.jpg