Deportes | Rugby | jugadores | deporte

"La World Rugby necesita gente que tenga una visión hacia el futuro"

David Campese, histórico referente de la selección australiana de rugby, se refirió a la candidatura de Pichot a la unión internacional, la actualidad del profesionalismo y la realización de la copa del mundo en el 2027

No sólo está en el top 3 de los jugadores que más tries hicieron a nivel internacional en la historia, sino que en su puesto es considerado uno de los máximos referentes. Campeón del mundo con Australia en 1991, el wing David Campese ahora se dedica a su academia de rugby, al dictado de charlas y a su hobby vinculado a la cocina.

El máximo referente de los Wallabies apoyó la candidatura de Agustín Pichot para la presidencia de la World Rugby y vio con esperanza la definición de Australia como sede del mundial de 2027. Además, se refirió a la actualidad del profesionalismo en el rugby.

“El profesionalismo llegó de la noche a la mañana, un día éramos amateurs y al siguiente profesionales. Creo que fuimos muy afortunados de jugar en una era maravillosa del rugby. Jugamos contra Hugo Porta y algunos de los grandes jugadores argentinos, y fue una gran oportunidad para viajar por el mundo. En 1984 ganamos el Grand Slam como los Wallabies y para nosotros se trató más de la emoción y la diversión”, sostuvo Campese, mientras que agregó: “Ahora los entrenadores deben ganar. Se fue la diversión, todos son grandes, es todo físico, los aspectos educativos no creo que sean tan buenos como años atrás”.

El referente australiano cuestionó el tiempo que toma el desarrollo de cada scrum en los partidos: “Es muy dominante, toma 5 minutos hacer uno. En nuestros días tomaba 11 segundos”, indicó el histórico wing de Australia.

- Pero también había muchas lesiones cuando se debía conectar rápido.

- Sí, pero técnicamente se fueron muy lejos, de un extremo a otro. En aquellos días el referí marcaba el punto y los dos packs se encontraban para conectar. Ahora el árbitro dice qué hacer y vuelve todo muy diferente. En general el juego ha cambiado mucho, con el TMO que retoman para controlar.

Campese señala que invita a los chicos a que tengan un jugador favorito, que lo imiten y así crecer en el deporte. Consultado si él sigue a algún jugador en la actualidad, sostuvo: “No sigo a muchos, me gusta Cheslin Colbe, de Sudáfrica, el pequeño wing que salió campeón del mundo. Me gustan los wings que crean posibilidades, como Quade Cooper (de Australia), jugadores impredecibles y es emocionante verlos. Al igual que Danny Cipriani, de Inglaterra”.

- ¿Algún equipo que disfrute ver? ¿De un seleccionado o un club?

- Creo que en el super rugby Jaguares está jugando muy bien, aunque son muy indisciplinados. Quizás es por el entrenador que tuvieron (Mario Ledesma), que aprendió mucho en Australia. Pero por supuesto me gusta el rugby sólido de los Crusaders, los Hurricanes, algunos de los equipos sudafricanos están jugando bien, como los Sharks. Creo que hay movimientos interesantes, y en los próximos años habrá jugadores jóvenes que se destaquen desde distintos estilos. Ojalá podamos cambiar para hacer al rugby más emocionante y más entretenido para la gente.

- Se están definiendo las elecciones para presidente de la World Rugby y como las uniones de Argentina y Australia son socias, ¿qué opinión le merece la candidatura de Agustín Pichót?

- Es difícil porque es un hombre nuevo, aunque ha estado allí por 5 o 6 años. Creo que será algo bueno para el juego, tiene una buena visión, pero será difícil porque hay mucha gente involucrada y allí se debe ofrecer algo para obtener algo. Espero que el rugby australiano lo apoye, y que quien quede como presidente vea al rugby como un deporte fantástico, de oportunidades, y lo piense para el próximo mundial. Necesitamos ideas frescas. La World Rugby necesita gente que tenga una visión para el futuro, tenemos un gran deporte, pero los jóvenes pueden ver cómo se juega o el papel de los réferis y el TMO, cambiar el juego para hacerlo más espectacular. A veces necesitás una inyección de gente joven, esperamos que llegue esa gente y será genial.

- Muchas uniones pequeñas de todo el mundo acompañan a Pichot, aunque no tienen el mismo peso en el voto que las uniones más grandes. Pero la idea es darles a éstas más lugar en los torneos.

- Las uniones de Asia lo acompañan, al igual que la unión malaya, porque no se fijan en esos países, a los que les cuesta mucho entrar en competencias mundiales. Si observas a los países asiáticos, tienen el problema de no contar con jugadores muy altos, no son tan altos, por eso son buenos en los 7s, pero en el juego de 15 es otra historia. Como sucede con Fiji, hay muchas nacionalidades que se mueven para jugar. Creo que es una gran oportunidad de generar espacios para que el rugby mundial llegue a más países. Como China, o Sri Lanka, Malasia, Hong Kong; hay grandes países, como India, que quieren jugar al rugby, Alemania, los países de América. Tenemos todo para ser un gran deporte, pero tenemos que asegurarnos de hacerlo bien.

- Recientemente tuvieron muchos cambios en la unión australiana con la renuncia de su presidenta, Raelene Castle, ¿qué espera para esta nueva etapa de la unión?

- Es difícil, porque las cosas cambiaron, en algún lugar del 2014 o 2015 perdimos el camino, no creo que haya sido problema de Raelene. La pude visitar el año pasado, pero las cosas pasaron antes que eso, todavía hay mucha gente involucrada, e influyó que 10 de los excapitanes pidieran lo mejor para el rugby australiano, hay mucha gente que lo quiere. Necesitamos seguir, tomar las decisiones correctas y poner a las personas adecuadas. Necesitamos que los hinchas amen el juego, por el momento no estamos allí porque a veces el dinero se mete en el medio.

- Australia va como candidata a sede de la copa del 2027, ¿es un momento importante para hacer los cambios pensando en esa competencia?

- Creo que es importante, ya la organizamos en 2003 y fue algo muy exitoso. Creo que dispondremos de un gran show, tenemos muy buenos estadios ahora, por lo que creo que podemos hacerla. Íbamos a hacer el mundial de mujeres el año que viene, es un momento complicado por el coronavirus, y se está gastando mucho dinero, mientras que uno necesita que el Gobierno te apoye. Es en mayo cuando se tiene que definir todo, las cosas van a ser difíciles, pero debemos ser positivos. Sabemos que tenemos el entendimiento de cómo hacer la copa, y si nos definen como sede le mostraremos al mundo cómo se puede dar una buena copa del mundo.

- ¿Qué significa para un jugador de rugby haber salido campeón del mundo?

- Es mucho trabajo duro, y ser el campeón del mundo no es algo que ocurre de un momento al otro, hay que trabajar para eso. Creo que es una generación que jugó y atravesó mucho, estuve en varias generaciones de jugadores y ocurre que cuando uno es más grande, con toda la experiencia, en un momento sostienes la copa en 1991 y al día siguiente te levantás y pensás ¿qué pasa ahora?. Sos el campeón del mundo, no podés hacer nada más. El año pasado estaba en una charla y me di cuenta de que el objetivo no es lo principal en la vida, sino que lo es el viaje que implica conseguirlo. Es el sacrificio que nadie conoce, pero que te lleva allí.

Luis Schlossberg. Redacción Puntal